LA DORREGO

Esto pasaba hace 5 años: difundían detalles del juicio a Guillermo Buyón

Así lo informó LA DORREGO el 16 de marzo de 2014:

Guillermo Patricio “Galli” Bullón (42) fue condenado a 18 años de cárcel por asesinar de un disparo en la cabeza a su pareja Marcela Andrea García (32), luego de regresar de un boliche bailable y cuando el sujeto recriminó a la víctima haber conversado con otro hombre.

EL DELITO: Homicidio agravado por el uso de arma de fuego, dado que se utilizó un revólver calibre 32.

EL HECHO: Para los magistrados, se demostró que aquel día, entre las 7 y las 7.30, en la vivienda de Echeverría 1474, el encausado efectuó un disparo con un revólver a Marcela García, ocasionándole una herida en la sien izquierda que determinó su deceso por un paro cardiorrespiratorio.

LO QUE DIJO EL MÉDICO FORENSE MAURO SUELDO: describió que el orificio de entrada del proyectil “no tenía ahumamiento ni la marca del cañón, y sí tatuaje de pólvora”, por lo que concluyó que “el disparo no fue realizado con el arma apoyada sobre la piel, aunque sí a corta distancia”, estimando la misma entre 20 y 30 centímetros.

Agregó que la mujer era de talla chica, delgada, y que por la longitud de su brazo, la talla del cuerpo y la ubicación del disparo, la lesión era incompatible con un acto suicida, como argumentó Bullón en su defensa.

LO QUE DIJO LA HERMANA DE LA VÍCTIMA: María Alejandra García calificó a la relación de la pareja como “buena”, hasta que se “complicó” por los celos de Bullón. Reveló durante el juicio desarrollado la semana pasada que tomó conocimiento de amenazas de muerte que su hermana había recibido por mensaje de texto.

LOS SMS: las intimidaciones fueron constatadas en el celular de la víctima, entre ellas una que rezaba: “T voy a matar si t toka otro”, del 11 de septiembre de 2012. En total eran doce las misivas de similar tenor.

LO QUE DIJO BULLÓN: Otra prueba de cargo fue extraída de las expresiones del propio Bullón al entregarse detenido, cuando dijo que se había “mandado una c…” y “creo que la maté”, dichos que fueron corroborados en sus testimonios por los policías Emiliano David Pérez y Walter Spertino.

DERMOTEST: la prueba dio positiva en manos del encausado.

LO QUE DIJERON LOS JUECES: “no aparece como valorable favorablemente, sino más bien negativamente: huyó del lugar inmediatamente, sin intentar dar atención médica a la persona con la que llevaba siete años de noviazgo y que acababa de ser víctima de un disparo de arma de fuego, descartándose del arma homicida, que hasta el día de hoy no fue encontrada”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Cerrar