Deportes

Líbero y memorioso: “Otros ferroviarios”

ESCRITO POR FABIÁN BARDA EN BOLA 8

El origen de nuestro fútbol, como hemos señalado varias veces, no ha escapado a las generales de la ley. Es decir, el Ferrocarril marca fuertemente sus orígenes. Más allá de la existencia previa de cuadros de “football” o de algún intento institucional, fue en la Estación de El Perdido donde capataces ingleses que trabajaban en la empresa ferroviaria comenzaron la práctica que como consecuencia tuvo la fundación de “Los Invencibles”.
En la localidad cabecera, la practica informal al costado de la vía, llevó a que el jefe de la Estación, Don Gregorio Juárroz, fundara el 14 de febrero de 1919 un club al que denominó “Ferroviarios” que, en la década de 1930 pasó a llamarse “Alumni” para, definitivamente, en 1945, denominarse Club Atlético Ferroviario.
A los mencionados “Invencibles” de El Perdido, a los muchachos de Gregorio Juárroz con Demattía y Etchamendi a la cabeza, paralelamente y tiempo después, también, otros ferroviarios se animaron a correr detrás de la pelota.
Fue en la Estación San Román donde en la década de 1920 fue fundado el Club Ferroviario de San Román. Su vida se extendió durante la década de la fundación y la siguiente. Cuando en 1930, “Ferroviarios” de Dorrego intentó afiliarse a la Liga del Sur para participar en los torneos de la decana de las liga del interior, su pedido fue rechazado argumentándose que, en el distrito de Dorrego ya existía un Club Ferroviario. Eso motivó, entre otras cosas, la famosa asamblea que decidió la denominación de Alumni para el “aurinegro” de Dorrego. También se sumaban en esa decisión otras cuestiones institucionales.
Ferroviario de San Román llegó a enfrentar a Alumni (ex Ferroviarios) el 28 de abril de 1933.
Cuando Ferroviario deja la cercanía de la Estación (había utilizado como campo de juego la Feria de Víctor Alonso, los terrenos lindantes a la firma Dreyfus en el cuadro de Estación y su primer cancha en las cercanías de la Escuela N°7), para instalarse definitivamente en el “Pueblo Nuevo”, cuando va ampliando su base societaria, hinchada y jugadores más allá del mundo que rodea a la Estación, los obreros ferroviarios tuvieron algunas iniciativas de otra organización.
Más allá de los clásicos enfrentamientos entre “Tracción”, “Cambistas”, “Guardas” como parte de la camaradería que genera el trabajo intentaron otras formaciones.
Uno de los testimonios más famosos es la foto del equipo de Baby Fútbol del Club “Ferrocarril Sud” que integraban Néstor Craviotto, Horacio Dimatz, Gaboto, Silveira, Rubén Corcuera, “Andaluz” López, Jorge Kessler y Néstor de la Iglesia. Edgar Mengoni y Craviotto padre eran los responsables del equipo. Los Craviotto eran abuelo y padre del ex futbolista, ahora técnico, Néstor Oscar Craviotto que jugó en Estudiantes de la Plaza, Independiente de Avellaneda, Banfield y San Martín de San Juan. Entre 1989 y 1994 fue varias veces convocado para integrar la Selección Nacional.
En la década de 1950, en Dorrego, en virtud de la participación de varios equipos del distrito en la Liga de Tres Arroyos, cobró importancia la Liga Libre. Uno de los equipos que animaba esos torneos era el Club “Ferrocarril General Roca”. Los responsables eran Antonio García, Carlos Luna, Coco Trotti, Domingo Basualdo, Cholo Silva y Noel Del Rhun. Como jugadores actuaron, entre otros, Guillermo Menna, Arnaldo Bieck, Carlos Saubidet, Rubén Suárez, Agustín Ocaña, Pepe Ocaña, Luis Dadario, Beto Suárez y Rogelio Trotti.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Cerrar