LA DORREGO

Ayuda social: la demanda es estable en Dorrego, según el director de Cáritas Parroquial

Foto: La Nueva.

El director de Cáritas Parroquial en Coronel Dorrego, Javier Lavagno, admitió que la demanda de familias o vecinos que reciben asistencia en nuestra ciudad se mantuvo estable en los últimos meses.

“La cantidad de personas que recibe (distintos tipos de ayuda) no ha subido, pero tampoco bajó. Siempre tenemos la esperanza de que las personas que son sostenes de estos grupos familiares consigan trabajo, pero, lamentablemente, no ha sucedido últimamente”, amplió.

“Hay personas que tienen carencias por la soledad, otras por la alimentación, debido a la falta de trabajo; también están aquellos que tienen una mala organización de sus vidas porque vienen de generaciones donde no existe la cultura del trabajo y no saben cómo manejarse frente a alguna propuesta laboral, aunque sea temporaria”, dijo.

“También existen carencias en relación a la crianza de muchos padres que no saben cómo organizarse frente a necesidades concretas de su hijo en la alimentación o frente a alguna enfermedad, aunque en estos casos la situación tiende a normalizarse cuando estos chicos son escolarizados”, agregó.

“En cuanto a la demanda de alimentación, vemos que muchas familias se están organizando bien. Nosotros tratamos de concientizarlos para que valoren los recursos que en nuestro distrito se otorgan por medio de las escuelas, del Centro Educativo o las bolsas de comida que entrega la Dirección de Desarrollo Social (de la comuna)”, subrayó.

Aseguró que el problema de viviendas en Dorrego “es muy serio”, a tal punto que “hay familias que han tenido que usurpar casas u otros espacios que ni sanitarios tienen”.

“Esto –dijo-, hizo crecer la demanda de chapas y los pedidos para arreglo de puertas. Esta gente vive en condiciones muy precarias”.

“También tenemos mucha demanda de ropa”, sostuvo.

Consultado sobre si las necesidades crecieron a partir de 2016, Lavagno respondió que se percibe en muchas familias la necesidad de recibir colaboración en cuanto a “la promoción humana”.

“Vemos que (muchas personas) están muy desorientados en su organización económica y social porque crecieron los casos de familias ensambladas o de mamás adolescentes que se hacen cargo solas de sus hijos y son asistidas con pañales, ropa, con el agravante que muchas de ellas dejan la escuela”, se lamentó.

“Esa desorganización se da, muchas veces, porque no les alcanza para la comida, ropa pagar los servicios y otros gastos, y entonces cada vez más personas viven bajo un mismo techo, incluso en casas usurpadas”, admitió.

Luego, el dirigente pronosticó que para el próximo invierno crecerá la asistencia de garrafas, colchones y ropa de abrigo.
Acerca de las acciones que lleva adelante Cáritas además de la ayuda directa, mencionó la realización de talleres para promocionar el uso de harina para que los vecinos aprendan, por ejemplo, a hacer pastas.

“También les enseñamos a hacer huertas y en ese sentido les pedimos que organicen los patios de sus casas para que las hagan allí, (porque apostamos a un cambio en la cultura del trabajo. Esa es nuestra apuesta para este año”, completó.

FUENTE: LA DORREGO y La Nueva.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Cerrar