Policiales

Se quedó sin salidas el homicida inimputable de Karen Krog

Autor de uno de los homicidios más conmocionantes en Coronel Dorrego, aunque sin reproche penal porque fue declarado inimputable, Víctor Martín Trejo se quedó sin el beneficio de las salidas para visitar a su familia desde el Instituto Neuropsiquiátrico Melchor Romero (Unidad Penal N° 34).

La Cámara Penal de Bahía Blanca confirmó una medida judicial y revocó las externaciones transitorias de las que gozaba hace 3 años.
Trejo fue quien le disparó en la cabeza a la policía Karen Krog (23), el 8 de agosto de 2013.

Fue cuando la sargento y un compañero fueron alertados del robo de un auto estacionado en Santagada al 2000 y, al llegar al lugar, el delincuente se resistió, forcejeó con el uniformado, le quitó el arma y disparó a Krog, quien murió en el acto.

Trejo abordó uno de los móviles policiales y se alejó, aunque la persecución terminó en Santagada y Casal Varela, cuando el vehículo cayó en una zanja y su conductor pudo ser detenido.

Los peritos concluyeron que, por presentar un trastorno psicótico, no pudo comprender la criminalidad de sus actos ni dirigir sus acciones y un mes después del hecho -sobreseido- lo trasladaron al Melchor Romero, en La Plata.

Desde fines de 2018, como parte del tratamiento previsto, el interno comenzó a recibir las externaciones transitorias (48 horas por mes), bajo la tutela de sus padres en Dorrego.

Sin embargo, en el transcurso de este año se produjeron algunos incumplimientos e incidentes que terminaron por decretar la suspensión del beneficio, tal como resolvieron en las últimas horas los jueces Guillermo Rodríguez, Alfredo Mones Ruiz y Guillermo Petersen, de la Sala II de la Cámara Penal.

De esa manera rechazaron un recurso presentado por la Defensoría Oficial a favor de Trejo, que hoy tiene unos 28 años.

Incumplimiento

Una de las situaciones se dio en marzo, cuando su familia se contactó con el servicio para avisar que «había perdido» la orden para sacar el pasaje de vuelta en micro.

En agosto volvió a fallar. Tuvo que avisar que no tenía colectivo para viajar desde Dorrego a La Plata el 24 a la noche y que no iba a llegar el 25 a las 10, horario fijado para su retorno.

En esa oportunidad juntó dinero y se tomó un remís junto a su padre, quien justificó la demora en la vuelta.

«No andan los colectivos, cualquier cosa averigüen en la terminal de La Plata», dijo el hombre.

Por otro lado, el 30 de septiembre, desde la UP34 se comunicó a la Justicia que Trejo había sido protagonista de un grave enfrentamiento con la autoridad.

El informe daba cuenta que cuando era trasladado a su celda del pabellón 4, luego de haber agredido a otro interno (Alejandro César Aguirre Velázquez), empujó al personal, zafó y emprendió una carrera hacia su calabozo, al grito de «ahora los voy a cagar a puñaladas».

El personal cerró la reja de acceso, se presentó el encargado de turno para tratar de disuadirlo, pero sin éxito.

Trejo, acompañado por el interno Lucas Daniel Melgarejo, estaba en la planta alta, con elementos punzantes y frazadas a modo de escudo.

«Entren y que se pudra todo, los voy a cagar a puñaladas uno por uno, hijos de puta».

Como no hubo forma de que recapacitara, debió entrar la guardia de seguridad exterior y la brigada penitenciaria de lucha contra incendios, con escudos de contención y el uso de la red hidrante para persuadir.

Desde que los dos acusados no deponían su agresividad, debieron realizar dos disparos de advertencia con cartuchería de estruendo y en ese momento pudieron, finalmente, reducirlos.

«Del análisis conjunto de todas las circunstancias anteriormente consignadas resulta que se encuentra en el caso debidamente fundada la revocación de las externaciones transitorias de las que venía gozando el encausado, por lo cual la resolución que así lo dispuso se encuentra ajustada a derecho», sostuvo la Cámara.

Por un lado consideró que hubo un «compromiso deficitario» tanto de Trejo como de sus padres para cumplir las reglas del regimen específico y, por otro, los «hechos graves» del amotinamiento no son compatibles con el beneficio que conllevan las salidas «con el consecuente distanciamiento de la órbita de seguridad y contención del Instituto Neurosiquiátrico».

El diagnóstico

Informe. Los peritos comunicaron que Trejo no podrá afrontar un proceso en su contra porque presenta «una psicósis esquizofrénica en función de la cual actuó en el hecho».

Capacidades. Aclararon que esa patología «resulta crónica y deteriorante» y «altera sus capacidades psicojurídicas».

Sin cura. El informe aconsejó su alojamiento en un neuropsiquiátrico, una clínica o un hospital. También dejó abierta la posibilidad de asistencia en su casa, con controles psiquiátricos y una familia continente. «No existe cura para esa afección», indicaron.

Potencial. Los profesionales también destacaron que la peligrosidad del joven «se mantiene en potencial» y, en principio, no recomendaban su externación. (La Nueva.). (20-11-21).

Facebook Comentarios

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar