LA DORREGO

Municipios perdieron 11 mil millones de coparticipación en lo que va del año

Las transferencias automáticas del gobierno provincial a cada uno de los 135 municipios bonaerenses experimentaron en los primeros seis meses del año los efectos de la pandemia, con caídas récord.

La situación ya venía siendo advertida por la administración de Axel Kicillof, que implementó fondos especiales para asistir a los distritos, que además experimentan fuertes caídas de la recaudación propia.

Según datos del Ministerio de Hacienda de la Provincia, en los primeros seis meses del año las transferencias a los municipios totalizaron 70.139 millones de pesos, lo que significa un incremento de 24 puntos respecto del mismo período del año pasado, frente a una inflación de 42 puntos.

Esto significa que, en términos reales, los municipios bonaerenses perdieron de año a año 11 mil millones de pesos en fondos coparticipables. Esto se debe en parte a la caída de la recaudación provincial, que a su vez es reflejo de la fuerte retracción en las ventas que produce la pandemia de COVID 19.

Así lo explicaron desde la Agencia de Recaudación bonaerense al anunciar que los ingresos propios de junio mostraron un crecimiento nominal de 21.3 por ciento: “Esa suba muestra que, en términos reales, la recaudación mantuvo su tendencia negativa ya que el aumento de precios de la economía se ubicó alrededor del 42% interanual”, señalaron.

Los montos parciales son los siguientes:
54.454 millones por “coparticipación bruta” (+25%)

141.8 millones en concepto de “omisión de coparticipación 2019”

1.760 millones por descentralización (+14%)

1.212 millones por juegos de azar (+22%)

919 millones por programas sociales (+18%)

315 millones del programa de tratamiento de residuos (+13%)

2.909 millones del fondo de fortalecimiento de recursos municipales (+26%)

6.234 millones por fondo educativo (+21%)

8.2 millones del remanente del Fondo de Infraestructura 2017

1.8 millones del Fondo Ley 14.890 (-74%)

Pero, hilando fino, la curva descendente en las transferencias había empezado a notarse con fuerza durante el último año de gobierno de María Eugenia Vidal. Al 30 de enero de 2020, este portal daba cuenta de una pérdida de 100 mil millones en el lapso de cuatro años de Cambiemos, por efectos de la inflación y la quita de fondos clave.

De 2016 a 2019, las transferencias se incrementaron 117 por ciento, contra una inflación que acumuló en el mismo período un 280 por ciento. Desde 2018 los recursos enviados a los municipios crecen por debajo de la inflación.

En 2016 fue al revés: la inflación fue de 40 puntos pero las transferencias crecieron 62.3 por ciento, impulsadas por el Fondo de Infraestructura Municipal y el Fondo de Seguridad, que derramaron 10 mil millones. En 2017 el crecimiento fue más modesto, pero alcanzó para ganarle al pico más bajo de la inflación: fue 25.2 contra 24.8.

De ese año en adelante vino la debacle. Se acabaron los fondos de obras del Gobierno provincial, pero también recursos indispensables como el llamado Fondo Sojero, que significaba dos puntos de la coparticipación. Pero también impactó la caída en la recaudación bonaerense, que depende casi exclusivamente de Ingresos Brutos, un impuesto atado a los indicadores de actividad económica, que venían en picada incluso antes de que se tuvieran noticias del COVID 19. (Infocielo).

Facebook Comentarios

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar