La Región

Ruta 3: el alteo del kilómetro 608 ya está listo para iniciar su pavimentación

La firma Coince culminó esta semana el alteo del kilómetro 608 de la ruta nacional 3, en jurisdicción de Coronel Dorrego, por lo que se estima que en no más de 15 días el tramo quedará pavimentado.

“Estamos muy satisfechos con la marcha de la obra. Tuvimos un retraso por lluvias de unos 15 días, y así y todo estamos dentro de los plazos previstos. Para fin de mes los trabajos estarán terminados”, refirió a La Nueva. el titular de Vialidad Nacional en Bahía Blanca, Gustavo Trankels.

La semana pasada se hicieron las pruebas de laboratorio a las mezclas cementicias que se aplicarán sobre el tramo alteado, y esta semana los ensayos se replicaron en la planta asfáltica de la obra.

Desde el momento en que los resultados de estas pruebas sean acordes a lo que exige Vialidad Nacional se deberá contar entre 7 y 15 días para volver a ver la ruta totalmente pavimentada.

“Este rango se establece porque es una obra al aire libre, cuya ejecución depende de las condiciones climáticas, pero si no hay inconvenientes en una semana debería hacerse el asfaltado”, dijo Trankels.

En forma paralela se instalarán los guardarrails tipo flex-beam sobre las banquinas -que proveerá VN- y se colocará la cartelería. Los trabajos de señalización horizontal, en tanto, deberán esperar un tiempo.

“Ya pedimos turno a casa central de Vialidad. Ese trabajo se contrata a nivel nacional, por lo que tenemos que esperar a que el camión, que ahora está pintando rutas en el sur, pueda venir hasta nuestra región”, explicó.

“Se trata de una pintura especial que se aplica en caliente, lo que le da más durabilidad que la común. Esto es importante, porque no olvidemos que por este tramo de la ruta nacional 3 pasan, en promedio, más de 4.200 vehículos por día”, añadió.

El terraplén que se construyó sobre el kilómetro 608 elevó ese tramo un total de 2,35 metros respecto del nivel anterior de la carretera.

Esto garantizará que la ruta no vuelva a quedar anegada cuando se produzcan lluvias torrenciales en la zona rural circundante, tal como ocurrió a fines de enero de 2019.

Para más seguridad, Vialidad dispuso que el alteo esté atravesado por una alcantarilla de chapa reforzada, de un metro de diámetro, lo que permitirá que el agua que pueda acumularse sobre la banquina norte escurra sin problemas hacia la sur y, de allí, en dirección al mar.

Los trabajos que se hicieron y los que vendrán

El tramo carretero intervenido tiene 1,040 kilómetros de largo. Atraviesa de punta a punta la zona conocida como Bajo de Calvo, en alusión al paraje ubicado a muy pocos kilómetros de allí.

El terraplén tiene una base de 21 metros de ancho (que se va angostando hacia la parte superior) y un alto de 2,35 metros. Su ejecución demandó el movimiento de unos 24 mil metros cúbicos de material de relleno.

La ruta final tendrá un ancho de 7,30 metros, mientras que las banquinas serán de 3,50 metros (contados desde la cinta asfáltica hasta el guardarrail), más una franja adicional de unos dos metros de ancho.

De acuerdo con el plan de obra establecido el año pasado, cuando se licitaron los trabajos, sobre el terraplén compactado se ejecutó una subbase granular de 16 centímetros y una base estabilizada de 18 centímetros.

Arriba se colocará una base de concreto asfáltico de 7 centímetros y, finalmente, una carpeta de rodamiento de 6 centímetros. (La Nueva.).

Facebook Comentarios

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar