Política

Los que le cortaron la boleta a Macri en la provincia: ganadores, perdedores y sorpresas

En la provincia de Buenos Aires varios intendentes apostaron a mantener su pago propio.

Por Gonzalo Prado (*)

¿Funcionó la tijera? Parece que varios intendentes de la provincia de Buenos Aires tomaron las enseñanzas del ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín De la Torre, y montaron diferentes operativos de corte de boleta para intentar salvar su pagos. La paradoja es que el primer jefe comunal que después de las PASO fue a pedir permiso a la Gobernación para poder cortar boleta perdió.

La capital provincial, La Plata, el actual intendente Julio Garró logró descontar una diferencia de 10 puntos para pasar a imponerse contra la ex decana de la Facultad de Periodismo de La Plata, Florencia Saintout, por más de 8 puntos. El resultado final fue 48,72% contra 40,76% pero con un dato sobresaliente ya que el corte no fue sólo a intendente sino que incluyó a todas las categorías salvo presidente.

En Lanús el jefe comunal Néstor Grindetti también dio vuelta la elección. De un 50,74% que cosechó la interna del Frente de Todos contra un 36,84% pasó a dar prácticamente vuelta esos porcentajes para imponerse por un 49,38% a 43,90%; no sólo sumó más de 40.000 votos entre las PASO y las Generales sino que además el candidato kirchnerista Edgardo Depetri perdió 20.000 sufragios con comparación.

En el Oeste del conurbano bonaerense también se dio la remontada que festejaron en el macrismo. Tres de Febrero, localidad conducida por Diego Valenzuela, sigue anotada en el mapa como amarilla luego de que el jefe comunal se impuso con el 46,89%; en concreto desde las PASO sumó más de 30.000 votos mientras que el Frente de Todos perdió 3.000.

Al igual que en Lanús, en Tres de Febrero en la única categoría que se impuso el oficialismo fue en la de intendente. Es que la propia gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, le dio rienda suelta a los intendentes del oficialismo para que corten boleta y cuiden el pago propio. “Al final del día somos un espacio político, y como tal tenemos que sumar la mayor cantidad de lugares”, le dijo a BigBang hace meses uno de los armadores de Vidal.

Martiniano Molina, en Quilmes, intentó hacer lo mismo. Si bien descontó varios puntos de lo que fue la PASO no le alcanzó para ganarle a Mayra Mendoza, a quien también le cortaron la boleta. El primero cosechó 30.000 votos más que Macri mientras que la intendenta electa tuvo una merma de casi la misma cantidad de votos con respecto a Alberto Fernández.

En Pilar el propio Nicolás Ducoté también se quedó corto en lo que respecta al corte de boleta y quedó a 3.000 votos del intendente electo Federico De Achaval. El ex Cippec ya tiene varios problemas judiciales al punto tal de que el jueves antes de las elecciones allanaron su secretaria privada en una causan por presunto desvío de fondos con falsas ONG’s.

¿Le cortaron también a los Fernández y a Kicillof?

Macri y Vidal no fueron los únicos que sufrieron el corte de boletas. En el Frente de Todos también hubo algunos jefes comunales que buscaron “salvar la suya”. Tal es el caso de Chascomús en donde el intendente Javier Gastón arrancó desde las PASO con la tijera ya que en ambas oportunidades Juntos por el Cambio se impuso en las categorías presidente, diputados nacionales, gobernador y legisladores provinciales.

(*) Nota escrita en BigBang News

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar