Deportes

Líbero y memorioso: Cosecha 78

POR FABIÁN BARDA

La cuestión es dilucidar cuál de los dos ”Cavernet” era el “Sauvignon” y cuál el “Franc” porque la cosecha, evidentemente, era buena. Tanto Ferroviario como Independiente en su participación en LIFIBA, fútbol infantil de la Liga del Sur, brillaron con su categoría 1978, llegaron a disputar finales, entre ellos y contra los más renombrados clubes de Bahía Blanca y, sobre todo, aquello de “soy toro en mi rodeo y torazo en rodeo ajeno” se cumplió a rajatabla.
Ya sea bajo la batuta de Carlos Prado, Carlos Manzanet, Néstor Fernández o Mario Otero “los primos” dorregueros” desplegaron gran fútbol.
El gran reclutador fue “El Conejo” que recurrió a una vieja receta infalible: organizó interesantes torneos intercolegiales y las escuelitas de fútbol se llenaron de chicos. Salieron generaciones que brillaron en la participación en el fútbol de Bahía Blanca, en la divisiones menores de la Liga Dorreguense, en los Torneos Juveniles Bonaerenses que aparecerán a principios de la década de 1990, en la emigración a probar suerte en la propia Bahía Blanca o en las inferiores de AFA y realzarán los planteles locales que, con muy pocos refuerzos, lograron vueltas olímpicas en el fútbol mayor de Dorrego.
Más allá de esa valoración positiva respecto de esos años en general, la Clase 78, tendrá el sabor especial para el paladar del fútbol. ¿Será Independiente el “Cavernet Sauvignon”? ¿Será Ferroviario el “Cavernet Franc”? Sobre gustos no hay nada escrito, pero ambos eran de buena cepa.
En año 1987, cuando esos purretes llegaban a los nueve años, se juega el primer clásico, partido amistoso en cancha de Independiente. En Ferroviario, la última categoría que competía era la 1977 de Mauro Gerk donde ya jugaban algunos clase 1978. Carlos Prado, dirigía el aurinegro, estaba formando para el año 1988, hizo por entonces los intercolegiales en cancha de Ferro, a partir de ahí muchos de esos quedarán ligados a la institución.
En ese primer partido estuvieron: Jorge Caro, Leandro García, Gustavo Colares, Pablo Varrenti, Mario ChiaradÍa, Mauro Gherbi, Mariano Manzanet, Juani Colantonio, Pedro Aguirre, Adrián Ferro, Gabriel Alonso, Daniel Luis, Ariel Ferro, Cristian Abad, Lloret y Federico Montero.
Ese primer clásico lo ganó Ferroviario 1 a 0 con gol de Daniel Luis.
1988, será el primer año en LIFIBA, Ferroviario sale campeón, primero en la historia de los clubes de Dorrego participando en Bahía. La final se jugó con Liniers en cancha de Bella Vista, ganó Ferro 3 a 2 con goles de Adrián Ferro, Leandro García y Daniel Luis. Memorable final, ganaba el “aurinegro” 2 a 0, lo empata “el chivo” y, a dos minutos del final, lo gana el dorreguense.
Ese día estuvieron, bajo la Dirección Técnica de Néstor Fernández: Ariel Ferro, Fernando López, Martin Salvatierra, Leandro García, Mario Chiaradía, Aguirre, Suárez, Luis Echeto, Adrián Fernández, Daniel Luis, Gabriel Alonso, Federico Montero, Adrián Ferro, Cristian Abad y “El Ruso” Flores.
En 1989, los clubes de Dorrego jugaron las finales en cancha de Liniers pero no repitieron la perfomance de otras temporadas.
Carlos Prado, era el Técnico de Independiente que fichó una gran formación. Fue el año en que el rojo organizó “El Mundialito” con presencias de importantes clubes de la región y la provincia.
Estaban en esas formaciones: Alberto Onzari, Mariano Manzanet, Juani Colantonio, Francisco Mucci, Leandro Unger, Francisco Ballester (categoría 1979), Gustavo Conca, Juani Sainz, Juani Blázquez, Andrés Roth, Daniel Luis, Marcelino “Pepe” Fuertes (clase 1979), Julián Riesco, Sebastián Tajan, Eugenio Arzoz (clase 1979), José Barrios y “Cotorra” De Marco.
En el año 1990, Independiente ganó las finales en su cancha, ya que fue sede de las mismas, definió con Bella Vista ganándole 2 a 1.
En 1991, el rojo repite campeonato en cancha de Liniers ganando 3 a 0, ya estaba en “albinegro”, el goleador dorreguense Daniel Luis. Por el rojo jugaron: Gustavo Conca, Juan Onzari, Mariano Manzanet, Leandro Unger, Juan Saiz, Juan Colantonio, Sebastián Taján, Marcos Duarte, Rodrigo D´annunzio y Juan Blázquez. Estuvieron también Francisco Ballester, Roberto Roth, Leandro Pelaiz, Ariel Brito, Rubén Ziegeman, Mauro Locatti y Miguel Tierno.
Ese año Ferroviario fue tercero con Daniel Chapel, Ariel Ferro, Fernando López, Leandro García, Javier Lonardi, Mario Chiaradía, Jorge Caro, Eduardo Pompillio, Adrián Fernández, Gastón Orellano, Emiliano Torres, Federico Montero, Cristian Abad, Adrián Ferro y Ceferino Palacios.
Será ese el último año de una brillante campaña de los “Cabernet” dorregueros. Cuatro años en LIFIBA, cuatro años de niños dirigidos por Carlos Prado, Carlos Manzanet, Néstor Fernández o Mario Otero que sembraron para una cosecha irrepetible porque muchos de esos futbolistas surgidos en las infantiles de la Liga del Sur marcaron historia en nuestro fútbol.
Después de ese ciclo, a partir del año 1992, pasaran a militar en las menores de la Liga Dorreguense y, algunos que se fueron a Bahía, lo harán en la Liga del Sur.
Una tarde en la platea del cilindro de Avellaneda viendo a Racing contra Banfield la suerte quiso que estuviera sentado al lado del “Mago” Capria, en la charla al preguntarme de dónde era y dije Dorrego, me preguntó “¿Conocés al Seba Taján? Si – le dije – fue alumno mío y la madre compañera de trabajo… Trabajamos en ESPN – dijo el Mago y agregó: ¡Qué bien que juega el “Enano”! , seguro que en Dorrego la rompía”. Claro que la rompía porque su compañero de las dos últimas temporadas, Ariel Britos, recuerda de aquellos años un partido con Tiro Federal en Bahía. Esa tarde la gente de Tiro se paró para aplaudir a Sebastián “Nacho” Taján… evidentemente la rompía…claro es Clase ’78.
Nobleza obliga: gracias Mauro Gigena por la idea… Gracias Daniel Luis por el aporte estadístico y fotográfico.

FUENTE: BOLA 8

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar