Política

La propuesta de Kicillof a la oposición

En dos tandas, el gobernador de la provincia de Buenos Aires convocó a todos los intendentes que no forman parte del Frente de Todos. Primero, un mano a mano con el cuarteto de “vecinalistas”, después con los integrantes de Juntos por el Cambio. Propondrá dos modificaciones respecto a la Ley Impositiva, una impactará en las cuentas municipales.

Jueves agitado vive la provincia de Buenos Aires. Es que, tras fracasar las negociaciones con los legisladores opositores, el gobernador Axel Kicillof buscará una nueva alternativa para sacar la Ley Impositiva cuanto antes. El mandatario peronista convocó todos los jefes comunales de la oposición para hablar cara a cara y buscar los consensos básicos que consigan la aprobación de la normativa cuanto antes.

De esa manera, serán dos las tandas de reuniones que llevaadelante Kicillof en la residencia de la gobernación. La primera, pactada para las 10.30hs tuvo como invitados a los cuatro intendentes vecinalistas. Ellos son Carlos Bevilacqua (Villarino); Guillermo Britos (Chivilcoy); Carlos Sánchez (Tres Arroyos); y Juan Miguel Nosetti (Salliqueló).

Vale destacar que, entre el acotado sector, aparece Bevilacqua, de Villarino, que cuenta con un escaño en la Cámara de Diputados, María Fernanda Bevilacqua. Lo mismo ocurre con Britos (Chivilcoy), quién también cuenta con un escaño en la Cámara Baja, su hermano Fabio. De esa manera, Kicillof buscará sumar adhesiones por fuera al Frente de Todos.

Una hora más tarde, se inició el cónclave con los alcaldes de Juntos por el Cambio. “No se puede negar la ley impositiva, no se puede negar la posibilidad de gobernar. Pero el gobernador tiene que ceder y entender que hay que buscar un punto de equilibrio porque los salarios no crecieron al ritmo de la inflación”, señaló Gustavo Posse, alcalde de San Isidro al confirmar su participación en el cónclave.

Vale destacar que, la reunión, en principio, iba a desarrollarse sólo con los intendentes radicales, quienes habían solicitado una audiencia urgente con Kicillof durante el último Foro en el que se designó a Miguel Fernández, alcalde de Trenque Lauquen, como presidente.

«Todos los acuerdos necesarios deben darse dentro de un marco orgánico y de manera trasparente. Si aún no se pudo lograr un consenso será necesario volver a sentarse todas las veces que haga falta hasta lograr esa herramienta básica de gestión que el Gobernador necesita pero que, asimismo, debe contemplar las legítimas necesidades de cada uno de los sectores representados en la legislatura», dijo Fernández, quien marcó sus diferencias con los radicales que decidieron conformar el bloque Cambio Federal que, casualmente, uno de ellos responde a Posse.

Cabe recordar que quienes hablaron en la conferencia de prensa para anunciar que no darían el quórum para tratar la Ley Impositiva el pasado viernes fueron intendentes del PRO, encolumnados detrás de Jorge Macri, mandamás de Vicente López.

Según informó el portal La Tecla, los radicales están bastante enojados con Macri por cómo lidió la situación. “Boicoteó todo”, dijo a LaTecla.Info un intendente boina blanca. “Muchos intendentes hablan de la Ley sin saber verdaderamente cuál es la realidad. Si comparás la ley que mandan ahora con las leyes anteriores que mandó Vidal, no está tan mal. Hay que darle las herramientas al Gobernador. Él habla con los radicales porque sabe que podemos entender las cosas de otra manera. Si no hay Ley, no hay financiación, y si no hay financiación la vamos a pasar mal los intendentes “, añadió.

Tras caerse la sesión de viernes, desde el Senado trascendió que la normativa finalmente se votaría entre el 7 y el 9 de enero. Sin embargo, Kicillof manifestó la necesidad de tenerla aprobada cuanto antes porque necesita del dinero de la recaudación, no sólo para afrontar los gastos corrientes, sino porque tiene compromisos de deuda adquiridos durante el mandato de María Eugenia Vidal.

En ese sentido, de llegar a un acuerdo con los intendentes de Cambiemos, podría llegar a haber sesión el viernes 3 de enero. Por eso, el Frente de Todos ya trabaja en el proyecto para extender el período de sesiones extraordinarias.

Para ello, dos propuestas llevará Kicillof a las reuniones. Por un lado, eliminará la fragmentación del cobro del impuesto a las patentes. Claro, la Provincia había dispuesto que del 100 por 100 de cobrabilidad del municipio, el 20 por ciento quede en la órbita bonaerense. De esa manera, dará marcha atrás y los distritos no perderían recursos.

Además, el tope de 75 por ciento de aumento para inmuebles rurales, que en la Provincia sostiene que alcanza a 200 propietarios solamente, se reduciría unos números. Además, el descuento de 20 por ciento por realizar el pago en su totalidad y evitando las cinco cuotas, incrementaría a 25 por ciento. Así, quienes cumplan con el tributo en un solo término pagarían casi lo mismo que la inflación.

Con las dos propuestas, Kicillof espera que los alcaldes de la oposición den su compromiso legislativo y se convierta en realidad la Ley Impositiva 2020.

FUENTE: LA TECLA.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar