Política

Francos y Menem claman por las privatizaciones, pero aún no encuentran los votos

El jefe de Gabinete juega al gaslighting: niega negociaciones (que existieron) con los senadores por el futuro de Aerolíneas, el Correo y RTA. La UCR vuelve a ser clave para la suerte de estas empresas estatales.

NOTA DE NOELIA BARRAL GRIGERA EN CENITAL

El Gobierno está dispuesto a devaluar su palabra ante el Congreso con tal de lograr la privatización de Aerolíneas Argentinas, el Correo Argentino y Radio y Televisión Argentina (RTA). Así lo ratificaron en las últimas horas el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, y el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, quienes enfatizaron la intención de revertir el acuerdo que habían alcanzado con el Senado por la Ley Bases. Sin embargo, no encuentran aún los votos que necesitan para que los diputados acepten reinstalar esas privatizaciones en el texto.

Tras los dichos públicos de Francos y Menem, el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, y la secretaria de Planeamiento Estratégico, María Ibarzábal, se reunieron en el Congreso con diputados oficialistas, del PRO, la UCR y Hacemos Coalición Federal (HCF). Allí ratificaron que, además de revertir las modificaciones sobre Ganancias y Bienes Personales en el paquete fiscal (algo esperable, dado que fueron cambios forzados por la oposición en el recinto del Senado), también buscarán reponer las privatizaciones. Este punto es conflictivo porque la modificación había surgido de un acuerdo entre el Gobierno y algunos senadores, que ahora se sienten estafados.

La Casa Rosada hoy desconoce aquella negociación. Es una maniobra llamativa porque hace una semana, cuando la decisión fue tomada e implementada, todas las crónicas periodísticas recogieron que se trató de un acuerdo y no de una imposición opositora. Reescribiendo la historia, Francos ahora dice que “no hubo ninguna negociación” y que Aerolíneas, el Correo y RTA “se bajaron de las privatizaciones porque no estaban los números”. En inglés existe un término para definir a esta estrategia comunicacional, psicológica y política: el gaslighting. Un tipo de manipulación que consiste en negar la realidad, dar por sucedido algo que nunca ocurrió o presentar información falsa con el fin de hacer dudar al otro de su memoria o de su percepción. Donald Trump hizo de él un arma poderosísima.

Sorprendido ante la novedad, el bloque radical en la Cámara alta reclamó en un documento que se respeten lo que definió como “modificaciones de relevancia” introducidas en el debate, “como las que se hicieron al capítulo de Privatizaciones, para resguardar organismos de importancia estratégica federal”. El fueguino Pablo Blanco, además, agregó por su cuenta: “Espero que Diputados ratifique todas las modificaciones que se llevaron a cabo en el Senado”. Blanco llevó la voz cantante en contra de las privatizaciones en la UCR y fue clave para forzar esa modificación en la negociación con Francos. Luego, durante la sesión, quedó en el ojo de la tormenta por votar a favor de la delegación de facultades contenida en la Ley Bases, algo que había anticipado públicamente que rechazaría. Por ese voto, que fue parte de los acuerdos de la oposición con el Gobierno, Blanco tuvo que dar ayer explicaciones ante el Comité de la UCR en Río Grande.

Pero los radicales en Diputados están divididos, otra vez. Por un lado, quienes siguen a Rodrigo De Loredo y a Alfredo Cornejo, cercanos al Gobierno y dispuestos a reinstalar las privatizaciones. Solo piden que el oficialismo defina qué es lo que quiere, para así poder votarlo. “Si hay una expresión fuerte y clara del Gobierno, nosotros no tenemos inconveniente en acompañarlo”, definió De Loredo. Es la misma postura del PRO, que incluso, según dijo María Eugenia Vidal, quiere rechazar los cambios que hizo el Senado al RIGI (como la inclusión de un porcentaje de proveedores locales) aun cuando el propio Gobierno los acepta.

De Loredo, sin embargo, no encuentra unanimidad en el bloque que preside. Por eso, también les reclamó a los senadores radicales que negociaron con el Gobierno que den precisiones de cuáles fueron esos acuerdos, sobre todo en cuanto a privatizaciones. En una situación similar se encuentra HCF, que pide expresiones y posiciones claras de la Casa Rosada, de los gobernadores y de los senadores antes de tomar una decisión final. De todas maneras, en un sondeo preliminar, la UCR y HCF solo votarían sin fisuras por reponer Ganancias y Bienes Personales en el paquete fiscal. No así las privatizaciones en la Ley Bases. Por lo que ese punto hoy no tiene los consensos necesarios para tener sanción definitiva. (20-06-24).

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar