LA DORREGO

“Derribar estatuas no borra la Historia”

Por Fabián Enzo Barda (profesor de Historia)

Enzo Traverso ha dicho que “derribar estatuas no borra la historia, nos hace verla con más claridad”. Por estas horas ha circulado la foto que ilustra esta nota sobre la Referencia Histórica que nos recordaba que en la Avenida Casal Varela al 1900, donde estoica resiste una vieja palmera, había funcionado desde fines del siglo XIX hasta casi el final de la década de 1930, el viejo Prado Español. Ese hecho era rememorado en una Referencia Histórica hoy tirada sobre un costado y en un mal estado de conservación.

Los Prados Españoles eran espacios en los que anualmente se realizaban “Las Romerías Españolas”, verdaderas fiestas populares que la colectividad ibérica ofrecía al pueblo en una doble vía la de congregarse, refugiarse y protegerse de la vida lejos de los pagos natales pero también la forma de abrirse hacia la comunidad que los había cobijado.

No en vano desde 1983 en adelante; es decir, desde el momento mismo del restablecimiento de la Democracia, acelerado y profundizado el proceso en la época de los dos Centenarios (el del partido y el de la ciudad cabecera), se fueron, intervención del Concejo Deliberante mediante, instalando Referencias Históricas en diferentes puntos del partido de Coronel Dorrego.

Lamentablemente, muchas de ellas han desaparecido por las diferentes obras de remodelación urbana (pensamos, aunque no lo justificamos, que sea por ello) y otras maltratadas como la que supo estar de píe en la Avenida Casal Varela.

Lejos de ser una práctica obsoleta, cada referencia histórica, cada nomenclador con el nombre de una calle, cada cartel, placa o escudo en la puerta de un edificio dándole nombre e identidad se constituyen en verdaderos mojones de la memoria colectiva de un pueblo. Son también frenos al cortoplacismo, la liviandad y la inmediatez con que se quieren, no solucionar, sino neutralizar problemas.

Pero para no mostrarnos tan retrógrados y nostálgicos hay una solución en estos tiempos del tercer milenio, en el marco del mundo global y sus nuevas tecnologías. No sería descabellado comenzar fijar referencias en Código QR que no solo permitirían volcar mayor información, sino también mitigar el impacto visual. Se podría realizar involucrando a varios actores como el Concejo Deliberante, para su normativa; la Escuela Técnica, con su nueva carrera en Diseño y Comunicación Multimedial; el Colegio San José, y su ya clásica especialidad de Técnico en Computación (ya en sus últimas promociones), y la carrera de Historia del ISFD Nº 62.

Es posible conciliar la historia de un pueblo con las herramientas de la globalización.

Que no se repita la imagen de la referencia, como el propio Traverso sostiene: “Trabajar sobre el pasado no es una tarea abstracta o un ejercicio puramente intelectual. Requiere más bien de un esfuerzo colectivo que no puede disociarse de la acción política”. (01-03-21).

Facebook Comentarios

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar