Policiales

Condenan a un dorreguense por vender droga en Monte Hermoso

Diálogos por WhatsApp y Messenger entre el imputado y compradores de droga, así como declaraciones de testigos, resultaron clave para que la justicia local condenara a un dorreguense a 4 años y medio de cárcel por vender cocaína y marihuana en Monte Hermoso.

En juicio abreviado el Tribunal Criminal Nº 1 bahiense halló a Roberto Vicente «El Jarra» Maiques (38) autor del delito de “comercialización de estupefacientes en dosis fraccionadas destinadas a potenciales consumidores”, y además de la pena de prisión de cumplimiento efectivo lo multó con $ 243.000.

El juez Christian Yésari dio por probado que al menos entre el 4 de julio de 2020 y el 20 de febrero de 2021 el acusado “comercializó estupefacientes en dosis fraccionadas destinadas a potenciales consumidores”, en un domicilio ubicado en Río Gallegos al 1000 de la localidad balnearia, como también mediante la “modalidad de entregas en lugares de encuentro previamente acordados”.

La responsabilidad de Maiques en los dos hechos analizados surge “inequívocamente de las diversas sindicaciones efectuadas al encausado por testigos y por los datos obtenidos de los celulares secuestrados en poder del causante durante allanamientos en su vivienda.

Los investigadores recabaron de estos teléfonos móviles “información que permitió tener por acreditada la ilícita actividad que Maiques llevaba adelante”.
En una de sus declaraciones indagatorias, el nombrado se definió como “consumidor de estupefacientes desde muy joven y explicó las conversaciones transcriptas como meros acuerdos con terceros para `comprar´ droga en conjunto”.

Esta circunstancia quedó “desvirtuada” cuando se constató que era el condenado quien “ofrecía” las sustancias prohibidas a “terceros en forma espontánea, reclamaba el dinero por su intercambio para sí y actuaba como intermediador entre a quienes les compraba y a quienes les vendía droga”.

«Que además de ello el encausado sea consumidor, empece a su actuar comercializando los estupefacientes. Comercializar para solventar el propio consumo tampoco justifica y menos aún desnaturaliza la comercialización emprendida siempre que se den los requisitos típicos de habitualidad y fin de lucro que, a la luz de la prueba rendida, a lo que se agregan las denuncias y testimonios de vecinos del encartado quien le sindican como consuetudinario vendedor de drogas, se acredita sin lugar a duda alguna», indica el fallo judicial.

En el proceso también actuaron el fiscal de drogas, Mauricio del Cero, y el defensor particular Facundo Rojo.

Conversaciones

Como evidencia de las operaciones ilegales de Maiques, figura una conversación que mantuvo con una persona agendada en su celular como «Diego Lisa».
«El primero le envía un mensaje al último ofreciéndole estupefacientes a la venta en los siguientes términos: `Dieguito, ahí me avisaron que llegó Florencia, pero 2 finos por mil pesos; si te sirven, avisame´. Claramente se refiere a marihuana como `Florencia´».

También es «esclarecedor» el contacto con una mujer agendada como «GABRIELA PZ», quien le preguntó a Maiques: «hay fa, pa? No tenés uno?», en referencia a un `faso´ o cigarrillo de marihuana.

Agredió a una vecina embarazada

En julio de 2020, una mujer embarazada de 31 semanas denunció a su vecino Maiques por lesiones y además mencionó las circunstancias en torno de la «comercialización de estupefacientes, el cultivo de plantas de marihuana y la modalidad de venta en el barrio».

«El movimiento en su casa es constante; comienza alrededor de las 19 cuando baja el sol, y se ve cómo entran y salen masculinos de su casa que van a comprarle droga», describió la mujer.

Una vez que el denunciado tenía los estupefacientes en su poder, desde el patio de su casa ubicada en el barrio Esperanza comenzaba a «vociferar» que había traído «flores para vender», «cogollo» y «un tirito», en alusión a la cocaína.

Al mes siguiente un llamante anónimo denunció ante la Delegación Departamental de Investigaciones de esta ciudad, que Maiques se «dedicaría a la comercialización de estupefacientes».

En 2012 el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 3 de San Martín condenó a Maiques a cumplir la pena de cuatro años de prisión y multa de $ 2.000, en una causa también por infracción a la ley de drogas.

A Maiques se lo detuvo en allanamientos hechos en febrero en Monte Hermoso, con el secuestro de 8 kilos de marihuana y dinero. (La Nueva.). (02-01-22).

Facebook Comentarios

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar