Policiales

Condenan a dos policías por exigirle dinero a un camionero

El Tribunal en lo Criminal N° 1 condenó a Raúl Alberto Rollhaiser y a Miguel Ángel González – efectivos policiales del Comando de Prevención Rural de Bahía Blanca- por haber demorado a un transportista al que le exigieron dinero para continuar con su actividad, a la pena de 3 y 2 años y medio de prisión respectivamente.

Según el fallo, Rollhaiser fue condenado a la pena de 3 años de prisión de ejecución condicional por el delito de concusión, robo agravado por ser cometido por un integrante de un fuerza policial y daño en concurso real de delitos, se le impuso reglas de conducta por 3 años, multa de 60 mil pesos e inhabilitación especial por el término de 7 años para ejercer cargos públicos.

En tanto que, a Miguel Ángel González se lo condenó a la pena de 2 años y 6 meses de prisión de ejecución condicional por el delito de concusión, también deberá cumplir reglas de conducta por el término de 3 años, se le impuso una multa de 60 mil pesos e inhabilitación espacial para ejercer cargos públicos por el término de 6 años.

Según la causa investigada por la UFIJ N.º 10, a cargo del fiscal Gustavo Zorzano, los hechos ocurrieron el día 18 de enero de 2019, en el marco de tareas de control vehicular, el oficial González y el Subteniente Rollhaiser demoraron a un transportista, quien llevaba en su camión una carga de cebolla perteneciente a Santos Vaca Portal.

En esas circunstancias, el transportista se contactó telefónicamente con Vaca Portal, a quien le informó lo ocurrido, y posteriormente le pasó la comunicación a uno de los funcionarios policiales.

Dicho efectivo, alegando que el camionero no podría continuar viaje por no tener la factura de la mercadería que transportaba, exigió la presencia de Vaca Portal. Ante el compromiso del damnificado de presentarse en la sede del Comando de Prevención Rural de Bahía Blanca durante ese día, los efectivos autorizaron al camionero a continuar viaje con la cuestionada carga.

Más tarde el damnificado se presentó en la dependencia policial, donde fue atendido por González y Rollhaiser, quienes le dijeron que “iba a tener problemas porque estaban mal los papeles de la mercadería”, le hicieron suscribir documentación que – según le informaron- sería remitida a la Fiscalía y le exigieron a Vaca Portal el pago de veinte mil pesos por semana, como condición para no demorar -a partir de entonces- los camiones que transportaran su mercadería.

Creyendo que estaban siendo grabados por la víctima, el Subteniente Rollhaiser le sustrajo a Vaca Portal su teléfono celular, para borrar toda la información que contenía el dispositivo y horas más tarde, se le restituyó su aparato telefónico sin ningún tipo de información, pudiendo retirarse el damnificado de la dependencia. (Agencia de Noticias Judiciales de Bahía Blanca). (21-09-22).

Facebook Comentarios

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar