Información general

Por las alzas en Liniers, la carne subió casi un 10% en noviembre

El mayor impacto, en barrios de nivel medio y bajo.

El repunte de precios en el kilo vivo de la hacienda que se vio el mes pasado en el Mercado de Liniers se trasladó a los cortes que se comercializan en los distintos canales al consumidor, con una suba de 9,8% respecto de octubre, siendo los niveles socioeconómicos medios y bajos los más perjudicados.

De acuerdo a los datos difundidos por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), los precios promedio de noviembre se ubican un 55,5% en la comparación interanual.

La carne de novillito mostró subas significativas del 8,7%; en tanto las vaquillonas y terneras -con una significativa tendencia alcista-, ascendieron un 10,5%, mientras que la categoría novillos se incrementó un 0,4% respecto a octubre pasado.

Según el trabajo del Instituto, el valor de la carne vacuna tuvo un aumento del 8,4% en puntos de venta que atienden en niveles altos, pero los de mayor magnitud se observaron en los barrios medios, con un 10,1%, y los bajos, con el 9,6%.

Al analizar los canales de venta, las subas se sintieron más en las carnicerías, en el orden del 10,3%. Y es que este ajuste fue acompañado de otros costos que tiene el negocio como las cargas sociales y las tarifas, señalaron fuentes del sector.

Por su parte los supermercados aplicaron un aumento del 7,5%. Los fines de semana se suelen ver distintas ofertas en cortes como asado, vacío y milanesa, que permite atraer a los consumidores. La ganancia para las grandes cadenas pasa por el resto de los productos que se llevan los clientes y que permiten compensar los descuentos en la carne vacuna.

En cuanto al pollo, la suba fue del 5%, ya que pasó de $96 el kilo a $101. En diálogo con BAE Negocios, el presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), Roberto Domenech señaló que “desde el 14 de noviembre al 22 más o menos estamos en el mismo precio y en este momento estamos por debajo de los valores de la primera quincena del mes pasado”.

“Desde ya que no intervenimos en los valores del mostrador. Hoy el precio salido de fábrica ronda los $65 más IVA”, dijo Domenech.

Se entiende de esta forma que para llegar a los $100, el carnicero aplica un aumento del 40% para que sea rentable y tenga ganancia.

Por su parte, el cerdo registró un alza del 5,4%, según el IPCVA. Respecto de noviembre de 2018 el aumento fue del 52%.

Un dato curioso es que el pechito de cerdo resulta $12 más económico en los supermercados, y también el precio del pollo fresco entero que resulta inferior en $14 por kilogramo. Distinto es con la vacuna. El asado en los supermercados es $52 por kilogramo mas barato que las carnicerías. Pero no así el peceto, cuyo valor resulta cerca de $20 por kilogramo más alto en los supermercados. (BAE).

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Cerrar