Política

A cinco semanas de las vacaciones, la ruta nacional 3 luce peor que nunca

El alteo de emergencia del kilómetro 608, de casi 700 metros de largo, tiene cada vez más pozos y ondulaciones. En febrero se pidió declarar al tramo en estado de emergencia y se elevó un proyecto de obra, pero Vialidad sigue sin dar respuesta. “Hemos intentado comunicarnos con (el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo) Dietrich y con Patricia Gutiérrez (titular de Vialidad), pero aún no hemos tenido una respuesta. Hasta hemos recurrido a contactos que tenemos en el ministerio del Interior para lograr que le den prioridad al proyecto, pero seguimos esperando", reconoció el intendente dorreguense Raúl Reyes..

A cinco semanas del comienzo de las vacaciones de invierno, Vialidad sigue sin resolver la reparación del kilómetro 608 de la ruta 3, por lo que autos, camiones y ómnibus continúan circulando por un alteo de emergencia que no brinda las mínimas condiciones de seguridad que debería garantizar una carretera nacional.

El tramo -de 700 metros de largo- había quedado sepultado bajo las aguas el 24 de enero pasado, tras un fuerte temporal de lluvia que castigó a los distritos de Coronel Dorrego y Coronel Pringles.

Durante casi un mes Vialidad intervino el sector -conocido como El Bajo de Calvo- para levantar y consolidar las banquinas, retirar más de un metro de agua acumulada sobre la cinta asfáltica y altear la ruta unos 80 centímetros. Luego de un intenso trabajo a contrarreloj, el 22 de febrero la carretera volvió a quedar liberada al tránsito.

De inmediato surgieron dudas: el arreglo de tierra y tosca, terminado con una capa de asfalto reciclado, no lucía capaz de soportar el tráfico de final de la temporada estival y mucho menos el intenso desfile de camiones que comenzaría tras la cosecha, con destino al puerto de Ingeniero White.

“Se trata de una obra provisoria”, salió a aclarar en aquel momento el ingeniero Gustavo Torres, titular del 19º Distrito de Vialidad Nacional.

Confirmó también que había solicitado a la sede central del organismo hacer el alteo definitivo contemplado en el proyecto de la autopista Coronel Dorrego-Bahía Blanca, a 2,35 metros de altura respecto de la ruta original.

A la par, pidió que Vialidad declare al kilómetro 608 en estado de emergencia vial. De esta forma -aclaró- se podrían destrabar los fondos con mayor rapidez y agilizar la licitación de los trabajos.

No obstante, cuatro meses de aquellas gestiones, el proyecto sigue esperando. Como suele ocurrir con lamentable frecuencia, lo precario y transitorio va camino a transformarse en permanente.

“Por ahora no hay nada ni se puede decir nada. Cuando tengamos noticias, de inmediato van a ser comunicadas”, dijo a La Nueva. una alta fuente de Vialidad consultada esta semana sobre el proyecto que elevó Torres.

Ni siquiera los intendentes de la zona reciben respuestas desde el organismo. “Desde fines del verano estamos llamando a las autoridades nacionales para pedir que se dé prioridad a la reparación”, confió el jefe comunal de Coronel Dorrego, Raúl Reyes.

“Hemos intentado comunicarnos con (el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo) Dietrich y con Patricia Gutiérrez (titular de Vialidad), pero aún no hemos tenido una respuesta. Hasta hemos recurrido a contactos que tenemos en el ministerio del Interior para lograr que le den prioridad al proyecto, pero seguimos esperando”, reconoció.

El intendente sostuvo que en su distrito están viendo “con preocupación” el estado de la ruta 3. Por ello -dijo- esta semana el Concejo Deliberante trató un proyecto para pedir a Vialidad que le dé curso a la obra definitiva en forma urgente.

“El arreglo que hicieron se va deteriorando -alertó-. Es muy importante el tráfico por ese sector, sobre todo de transporte pesado que va y viene del puerto. No sólo hablo de Dorrego; la ruta 3 es la vía de comunicación con todo el sur argentino”, enfatizó el jefe comunal.

Reyes dijo que es clave que haya avances antes del verano.

“No quiero ni pensar lo que puede ser ese tramo cuando arranque el tráfico fuerte de turistas, maquinarias agrícolas y camiones con destino a puerto. Por eso digo que hay que arrancar ya”, subrayó.

El intendente de Monte Hermoso, Marcos Fernández, se sumó al reclamo de una mejora definitiva del tramo afectado.

“Es prioritario atender la situación de la ruta 3 -señaló-. En primer lugar, por razones de seguridad vial, y obviamente porque afecta la accesibilidad a nuestra ciudad, que tiene un perfil turístico muy marcado”.

“Estamos en junio, y hay muchos montehermoseños que estamos temiendo que llegue el verano y el kilómetro 608 siga así”, añadió.

En un plano más general, el jefe comunal opinó que no puede quedar relegada una ruta nacional “por donde circulan miles de autos y camiones” y que “es la vía de acceso a uno de los principales puertos del país”.

Fernández tambièn recordó que la ruta provincial 78 -de acceso al balneario desde la ruta 3- también está sufriendo el olvido de las autoridades.

“Hace no menos de 20 años que no recibe mantenimiento -disparó-. Necesita desde señalización vertical y horizontal hasta la reparación de baches y hundimientos. Un destino turístico nacional como Monte Hermoso necesita un acceso en buen estado”.

FUENTE Y FOTOS: LA NUEVA.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Cerrar