Política

Sobre los colores de la concordia

ESCRIBE CARLOS MADERA.

Quisiera que alguien explicara de una definitiva vez la teoría del color de sus opiniones. El consensualismo, o el discurso único, que da menos trabajo decirlo, ha reinado las buenas costumbres y el acontecer de la no modificación de ninguna estructura de vida, por injusta que fuese, en pos de una sociedad organizada y bienpensante, con todo el sentido común clasemediero, claro detrás de lo mejor de los menos.

Que todo no sea blanco o negro, nos ha llevado a un gris inconducente, más aún a negros intensos, no para todos, pero sí para la mayoría. Esa mayoría que desnudo con su acción la falacia de los defensores a ultranza de las “formas”, críticos de las “desprolijidades “en pos de avanzar hacia otra sociedad que en conjunto se afianzo disputando poder, como no se veía en décadas.

Magníficas y duras las diferencias en un país testigo de la recuperación de puentes rotos entre generaciones y sus ideales, voces y legados remitiendo a un litigio no resuelto; el litigio por la igualdad. Incomoda salir de lo establecido, incomoda en nuestra refinada y enigmática idiosincrasia. Cuando uno escucha hablar de modelo, y también lo hemos repetido, creo que estamos en un error, o al menos en una visión no global del tema.

Modelo suena exclusivamente para quienes escuchan, por qué será, eminentemente económico; pero la importancia de un proyecto cultural, social, y también económico, no merece quedarse en el prisma de tipos que han surgido al amparo de la transformación, para ahora minimizar los cambios estructurales más profundos en la vida de los argentinos, y sigo sin hablar exclusivamente de economía, aunque la restricción en la compra de divisas o derechos de exportación aparezcan como más importantes que las modificaciones históricas en libertades individuales o asistencias sociales inéditas que llevan hoy mismo a las inexactitudes propias de la negación para anteponer a los hechos de quienes no saben al menos decir, me queda la duda por lo que puedan hacer, sobre algo superador que al menos los lleve a ser atendidos.

El abismo disgregatorio de 2001, muchos lo toman como un material de archivo televisivo, que de cuando en cuando les recuerda los disparates que hoy dicen, en cuanto a cómo podemos o debemos estar.

Hablando livianamente sobre lo que no terminan nunca de explicar sobre la ayuda social, a lo que despectivamente titulan planes, ayuda que en su casi totalidad, llega por administraciones oficiales municipales, provinciales y nacionales, la mayoría con contraprestación o valorizaciones controladas por profesionales de salud y de promoción social que cuentan con recursos, luego de una revisión de lo que necesitaba el país y sigue necesitando de tributos más equitativos, sobre lo que es notorio falta mucho aun, pero se ha avanzado y como.

La historia reciente nos muestra como evidente, dentro de una sociedad que no es ajena a estos comportamientos, la diversidad en la peor de sus acepciones de dirigentes políticos serpentinos, siendo elegidos por un partido, desarrollándose por otro y finalmente terminando en un tercero; alguna vez habría que revisar sobre la “propiedad” de los cargos obtenidos todos inexorablemente mediante partidos o agrupaciones políticas, que luego se revelan como “luchas y trayectorias rectilíneas personales “ para aparecer paradójicamente en la antípodas de lo que anunciaban en su aparición.

Hay cosas que no son serias por más que se cambie el lugar de mirarlas. Las libertades que gozan y que critican y que todos supimos conseguir, les permite jugar en el equipo de los impresentables. Nada mejor que la incoherencia como carta de presentación para dejar de ser tenido en cuenta. (01|07|13)

Nota leída por Carlos Madera en su programa Testigos de Privilegio del último sábado.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Bien muchachos. Hay que llenar el vacío que estamos viviendo en Dorrego con palabras que movilicen. Digan, escriban, critiquen, comenten. En Testigos de Privilegio se nota que respiran política. Es una selección de tipos comprometidos con lo que piensan. Felicitaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar
Cerrar