Una senadora de la Sexta encabeza el ránking patrimonial entre los 134 legisladores provinciales

Por primera vez, los datos patrimoniales de los 42 senadores y 92 diputados de la provincia de Buenos Aires son de acceso público y están disponibles en la web de cada cámara. Este avance en la demorada transparencia de la Legislatura bonaerense fue producto de la sanción, en diciembre pasado, de la ley 15.000 que fijó la obligatoriedad de hacer públicas las declaraciones juradas de todos los legisladores. Diputados y senadores se sumaron así a la presentación que vienen haciendo, desde el 2016, la gobernadora María Eugenia Vidal, funcionarios del Ejecutivo bonaerense y comisarios de la Policía.

El equipo de investigación de Infobae hizo un análisis de las declaraciones correspondientes al año 2017, a las que se puede acceder en la pestaña “Transparencia” de los sitios web del Senado y de la Cámara de Diputados de Provincia.

En la Cámara alta, de los diez legisladores más ricos, siete pertenecen a Cambiemos. El ranking lo encabeza Nidia Moirano, que declara un patrimonio de más de $35 millones.

En Diputados, en cambio, el tope de los más ricos está más repartido: cinco son de la fuerza política que lidera Sergio Massa y otros cinco del oficialismo. El primer lugar lo ocupa el productor teatral Javier Faroni, del Frente Renovador, quien informó más de $ 57 millones, sumando propiedades en el país y en el exterior.

La presentación de las declaraciones juradas es el final de un proceso que arrancó en 2016, cuando la gobernadora obligó por decreto a los principales funcionarios a informar sus bienes. En ese momento, también promovió una ley para que la obligación alcance a los legisladores, pero no prosperó en la legislatura bonaerense.

En diciembre del año pasado, con el recambio de las dos cámaras, Vidal volvió a impulsar la obligatoriedad para los legisladores provinciales. Finalmente, el proyecto oficial llevó la firma de Maximiliano Abad, presidente del bloque de Cambiemos en Diputados.

La reglamentación de la ley estuvo a cargo del Poder Legislativo, que decidió crear una oficina bicameral integrada por secretarios legislativos y administrativos de ambas cámaras, quienes se encargaron de recibir y administrar los formularios.

En Diputados, el primero que presentó su declaración jurada fue el presidente de la Cámara, Manuel Mosca, y luego se fueron sumando el resto de sus colegas. En cambio, en el Senado se subieron todas juntas a la web en la fecha acordada, el 1º de septiembre.

Según contaron fuentes legislativas, hubo discusiones internas sobre la modalidad de acceso a las declaraciones juradas. Algunos proponían que los interesados manden un correo electrónico, pero finalmente Mosca y el vicegobernador Daniel Salvador decidieron que todas estuvieran on line, como ocurre con los integrantes del Poder Ejecutivo.

“La decisión de hacer públicas y poner a disposición de la gente las declaraciones juradas de los legisladores es un cambio político muy fuerte en la Provincia, gracias al compromiso y la voluntad de la gobernadora Vidal y de todos los sectores de la oposición que acompañaron la medida”, señaló Mosca a Infobae.

Igualmente, todos los datos no están disponibles. La declaración jurada tiene un anexo reservado con información sensible como direcciones, números de cuentas bancarias y los datos de las tarjetas de crédito.

Aunque es un avance en materia de transparencia, el sistema tiene aún varias falencias. “Por su formato, el formulario es difícil para la sistematización de la información, y no contempla la comparación con el año anterior. Además, no dicen cuándo fueron adquiridos los bienes (no está on line esa información), ni el valor real de los inmuebles”, advirtió Alfredo Popritkin, ex perito contador de la Corte Suprema.

Un total de 21 propiedades repartidas entre casas, campos, cocheras, locales, terrenos y departamentos, un auto de casi $1 millón (a valor fiscal), más de $1.600.000 en bienes muebles, y casi el doble en depósitos en efectivo. Con un patrimonio que supera los $35 millones, Nidia Moirano se ganó el primer lugar del ranking de los más ricos en el Senado bonaerense. Concentra la mayor parte de su patrimonio en propiedades en Bahía Blanca y Coronel Dorrego. Durante 2017, le ingresaron $436.000 por alquileres y otros $476.000 sin detallar su origen. La abogada y actual presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos también declara dólares en efectivo (al cambio de diciembre pasado sumaban más de $ 3 millones), y acreencias por unos $5 millones.

En segundo lugar, con un patrimonio que supera los $12 millones, aparece Roberto Costa, presidente del bloque de Cambiemos. El listado de bienes incluye dos embarcaciones, dos autos, otros dos vehículos compartidos con otros dueños, ocho propiedades en Escobar, y campos en Mercedes. Pero el grueso de su patrimonio son más $10 millones que le ingresaron por la venta de varios terrenos. “Hace varios años compré una fracción de siete hectáreas, hice una subdivisión que generó 50 terrenos, de los cuales vendí unos 23. Me dedico desde 1987 a este tipo de emprendimientos inmobiliarios”, explicó Costa ante una consulta de Infobae.

En todos los casos, el dato final del patrimonio relevado tiene en cuenta los activos declarados menos las deudas. También se contabilizaron los bienes de los cónyuges, que por ley deben consignarse en la declaración de los legisladores.

Para los activos, se tuvieron en cuenta los siguientes rubros: vehículos, embarcaciones, bienes muebles, semovientes (es la parte del patrimonio capaz de moverse por sí solo, como el ganado), inmuebles (solo se declara el valor fiscal), depósitos bancarios, dinero en efectivo, títulos, sociedades, fondos de inversión, y acreencias.

La senadora Daniela Reich, también del oficialismo, se ubica en el tercer lugar del ranking con casi $11 millones. Casi la mitad de su patrimonio ($4,6 millones) está concentrado en fondos de inversión a nombre de su marido, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela. Antes de ser senadora, Reich fue subsecretaria de Género y Diversidad Sexual de la Provincia y llevó adelante diferentes programas sociales.

En cuarto lugar aparece Marcelo Pacífico (Cambiemos) con un patrimonio de más de $6 millones. En su declaración se destaca un listado de 18 inmuebles, entre casas, campos, cocheras, terrenos y departamentos. Oriundo de Pergamino, Pacífico inició su carrera política en el Partido Justicialista y luego se sumó a las filas de Cambiemos.

Con algo más de $6 millones declarados, la senadora Julieta Centeno, oriunda de Tres Arroyos, se ubica en el quinto puesto. Casi la mitad de su patrimonio se concentra en depósitos bancarios y dinero en efectivo. También declara una casa con un valor fiscal de $1.506.090.

El sexto puesto quedó en manos de Luis Vivona. Su declaración incluye cinco autos, varias propiedades y un total de seis sociedades, entre propias y de su cónyuge. Según bases comerciales consultadas por Infobae, aparece mencionado en Aqua Construcción SRL, Diseño y Construcción Petion SRL, y Aqua Servicios de Comidas SRL.

Vivona fue concejal tres veces de Malvinas Argentinas y con el apoyo del kirchnerismo se convirtió en un acérrimo opositor del entonces intendente Jesús Cariglino. Entre 2008 y 2015, tuvo varios cargos en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, comandado por Alicia Kirchner. Su patrimonio total supera los $6 millones, pero tiene casi 1 millón en deudas.

En el séptimo lugar del ranking de senadores aparece el ex intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez. La mayor parte de sus activos ($ 3,2 millones) están concentrados en un fondo de inversión. El resto se reparte en cuatro inmuebles, tres autos y depósitos en efectivo.

Andrés De Leo (Cambiemos) se ubica octavo en el ranking de Infobae. Aunque suma activos por más de 7 millones de pesos, declara más de 2,5 millones en deudas. En su presentación, declara que se dedica a la ganadería y tiene un estudio contable desde 1995.

Antes del ingresar al Senado bonaerense trabajó en la ANSES y en la empresa Stieglitz Construcciones SA, según bases comerciales consultadas por este medio.

Un escalón debajo aparece otro representante el oficialismo, Marcelo Dileo. Su patrimonio se concentra en dos departamentos y tres casas (se declaran los valores fiscales). Antes de ingresar al Senado, trabajó en el Banco de la Provincia de Buenos Aires y tiene su propio estudio jurídico.

El listado de los diez senadores más ricos se completa con un representante de Unidad Ciudadana, el ex secretario de Seguridad Sergio Berni. Su patrimonio, restando las deudas, totaliza $ 4,7 millones y está concentrado en propiedades en la provincia de Santa Cruz, en la Ciudad de Buenos Aires y en la localidad bonaerense de Lima. Según su última declaración, gracias a esos inmuebles, en 2017 cobró $500.000 en alquileres.

Si se compara con la última declaración presentada ante la Oficina Anticorrupción como funcionario de Cristina Kirchner, Berni disminuyó su patrimonio en $ 2 millones (a fines de 2015 había declarado $ 6,7 millones). Ya no figura una embarcación valuada en $120.000 ni una camioneta modelo 1975.

Otro dato llamativo si se compara con la declaración de fines de 2015: muchos de sus inmuebles conservan los mismos valores. No es la primera vez. En 2012, cuando era funcionario nacional, todas sus propiedades arrastraban el valor fiscal declarado en 2010.

En el otro extremo de la lista, el senador con menor patrimonio es Jorge Romero, del bloque de Unidad Ciudadana. Declaró $137.000, sumando apenas dos bienes: un auto de $99.000 y una caja de ahorro con $38.000, equivalente al sueldo de un mes. No tiene inmuebles ni depósitos.

El top ten de los diputados de la Provincia con más patrimonio

Los 10 diputados más ricos de la Provincia de Buenos Aires totalizan un patrimonio que supera los $150 millones. La mitad de ellos son de Cambiemos y la otra mitad, del Frente Renovador.

A la cabeza del ranking figura Javier Faroni, diputado massista desde 2011 y productor teatral desde hace 25 años. Faroni informa en total más de $ 57 millones. Desde su entorno le dijeron a Infobae que el patrimonio proviene de su actividad como productor teatral. Entre sus bienes, figuran dos departamentos en Estados Unidos: uno en Florida, sobre el que informó un valor de $9.260.310, y otro en Nueva York, con un valor de $ 1.453.500. Además, tiene una casa en el partido bonaerense de Tigre con un valor de $16 millones. También informa “otros valores no cotizables” por casi $18 millones, y dinero por $14,6 millones. Faroni es socio de la empresa productora de espectáculos Teatrales SRL, creada en 2008, y de Teatris SRL, registrada en 2011. Por esta sociedad, declara tener utilidades anuales de $31,3 millones.

En segundo lugar del ranking se ubica su colega de bancada Rubén Eslaiman, con un patrimonio de $18 millones junto con su cónyuge. Proveniente del duhaldismo, con aspiraciones a ocupar la intendencia del partido de San Martín, fue presidente del bloque del Frente Renovador y ahora es su vice. Entre sus bienes, se destacan tres casas en el partido de San Martín, una propia con un valor fiscal de $5,7 millones y dos de ellas en las que vive la familia de su esposa.

Eslaiman también informa ser propietario del 50% de un edificio que -según le explicó a Infobae-, adquirió en construcción y hoy ya finalizado tiene un valor fiscal de casi $13 millones. Aclaró además que al momento de ingresar como diputado provincial poseía el 49% de una constructora que vendió hace cuatro años. Asimismo, aportó su declaración jurada presentada ante Escribanía General de Gobierno en 2012, luego de haber sido electo en 2011.

En tercer lugar en el ranking aparece otro diputado del Frente Renovador, Ricardo Lissalde, con un patrimonio que supera los $16 millones compartido con su mujer. Declara siete autos, siete departamentos en La Plata, Tornquist y Saladillo, otras cuatro casas en esta última localidad bonaerense, dos terrenos, dos cocheras, un local y un campo. Los depósitos bancarios informados a fines del año pasado ascienden a $4 millones.

La cuarta diputada provincial más rica es María Elena Torresi, de Cambiemos. Es esposa del histórico dirigente duhaldista y ex presidente de la Cámara de Diputados provincial Osvaldo Mércuri -hoy en el PRO- y diputada desde 2009. Llegó al oficialismo luego de haber sido diputada por el Frente Renovador.

Informa un patrimonio de $11,8 millones. Tiene propiedades en Lomas de Zamora y la Ciudad, y dos sociedades anónimas valuadas en $2,3 millones. Si bien no da precisiones en el formulario público, Infobae pudo saber que se trata de dos firmas vinculadas a la actividad inmobiliaria. Pero su principal activo son los $5,5 millones invertidos en un fideicomiso del que tampoco brinda mayores especificaciones.

Le sigue en el ranking su colega del oficialismo Susana Lázzari, con un patrimonio de $10,8 millones. Oriunda de Pergamino y de profesión abogada, vivió 17 años en Estados Unidos donde comenzó su militancia en el Partido Demócrata y participó de la campaña de Obama. Al volver al país, en 2007, comenzó a militar en el PRO.

El principal activo que informa en su declaración jurada es el valor de una sociedad, que no identifica, por $7,5 millones. Según los registros, Lázzari figura como socia de al menos cuatro sociedades creadas entre 2010 y 2012: dos vinculadas a las gastronomía -San Sossio y Delicias Nuestras-; otra a la comercialización de ropa; y una cuarta del rubro artículos de camping y armería.

También se destaca en el patrimonio de Lázzari la mitad de un campo en Pergamino que, según declara, tiene un valor fiscal de $1,3 millones, y ahorros en efectivo por $1 millón. Por el 50% de una casa en Nordelta, donde vive, informa un valor fiscal que no llega a los $250.000.

En sexto lugar se ubica la diputada massista Valeria Arata, quien declara poseer bienes junto con su cónyuge por $9 millones. El de mayor valor – $3,6 millones- es una parcela de la que su pareja es propietaria del 25%, seguido de una casa cuya tasación fiscal supera los $ 2 millones. En la Cámara de Diputados desde 2011, también informa tres autos por un valor de $1,6 millones.

El top ten patrimonial lo tiene en séptima posición al radical Walter Caruso quien ya había sido diputado provincial entre 2011 y 2015, y es miembro del Consejo de la Magistratura de la Provincia, con activos por $7,7 millones. Acusado de haber faltado a la sesión del 6 de septiembre último por estar presuntamente jugando un partido de poker en Estados Unidos -una información que Carusso desmintió-, declara entre sus bienes un departamento en Uruguay con una valuación fiscal de $ 1,5 millones, dos autos por $1,2 millones, y dinero por más de $4 millones.

Debajo suyo se ubica el presidente del bloque de Cambiemos en la Cámara baja, Maximiliano Abad, con $7,3 millones de patrimonio junto con su cónyuge, en el que se destaca una casa en Mar del Plata con valor fiscal $2,6 millones. Proveniente del radicalismo – fue presidente de la Federación Universitaria de Argentina-, aspira a ser el intendente de esa ciudad balnearia donde comenzó su militancia en Franja Morada. Abad es el único que informa la tenencia de títulos públicos por $1,4 millones, que se suman a depósitos bancarios por $1,6 millones.

En noveno lugar aparece Blanca Cantero, del Frente Renovador, con un patrimonio de $7 millones. Es la esposa de Carlos Acuña, uno de los triunviros de la CGT y a su vez, ex diputado provincial también por el massismo. Electa en diciembre pasado, declara 10 departamentos en la Ciudad de Buenos Aires por un valor fiscal total de $2,5 millones y tres casas en Guernica, de donde es oriunda, por $660.000. Además tiene 2 autos, 3 cocheras, 4 terrenos, un local y una sociedad. Declara dinero por $2,3 millones.

El último del top ten es el oficialista Daniel Ivoskus, con un patrimonio de $6,6 millones. Consultor político e hijo de Ricardo Ivoskus, ex intendente de San Martín, y ex candidato del macrismo en el distrito en 2015, elección en la que su hijo entró como diputado. Su principal activo es la sociedad registrada en 2016 en el estado de Florida, Cumbre CP LLC, nombre que reemplazó a Paralelo Cero LLC, otra offshore registrada en Panamá en 2013, y en la que fue director.

Según su declaración jurada, Cumbre CP LLC se trata de una consultora en comunicación de la que es socio, con una participación valuada en $4,2 millones. En cuanto a sus bienes, los de mayor valor son dos autos por casi $1,3 millones y una casa por $500.000.

En el otro extremo, el diputado bonaerense más pobre es Guillermo Kane, del Frente de Izquierda, con un patrimonio de solo $71.600, constituido por un auto de $58.000 y $13.600 en el banco.

Cómo se calcula el patrimonio

En todos los casos, el dato final del patrimonio que publica Infobae tiene en cuenta los activos declarados por los legisladores, menos las deudas. El cálculo incluye los bienes de los cónyuges informados en los formularios publicados, tal como fija la ley.

Para el cálculo de los activos, se tuvieron en cuenta los siguientes rubros: vehículos, embarcaciones, bienes muebles, semovientes, inmuebles -a valor fiscal, que suele ser entre un cuarto y un tercio del de mercado-, depósitos bancarios, dinero en efectivo, títulos, sociedades, fondos de inversión, y acreencias.

Durante el relevamiento de las 134 declaraciones juradas, el equipo de investigación se topó con decenas de datos mal cargados o incompletos, lo que derivó en que Infobae debiera contactar a muchos legisladores para aclararlas y/o rectificar los datos.

FUENTE: INFOBAE

3 comentarios en “Una senadora de la Sexta encabeza el ránking patrimonial entre los 134 legisladores provinciales

  1. Yo le diria al Sr, Presidente Macri, en vez que nos pida a los trabajadores y la clase media, que hagamos el esfuerzo de sacar adelante a nuestra argentina, porque no empieza bajando los sueldos a los senadores y diputados nacionales y provinciales, que con semejante capital no les va a faltar un plato de comida y pueden pagar bien todos los aumentos de luz y gas, empiecen por arriba Sr, Presidente, nosotros no damos más. gracias

  2. Cuando el pais tiene serios problemas economicos y los ciudadanos la pasamos mal deberia emerger el altruismo y la vocacion de servicio de nuestros representantes y no solo congelar sus salarios sino tambien rebajarlos, para contribuir a que muchos esten un poco mejor , un alto porcentaje de ellos son personas con gran patrimonio propio ( muchos conseguido en buena ley y otros no tanto ) , este es un mal de todos los partidos , ninguno quiere dar el puntapie para cambiar esto , los sueldos que perciben son inauditos para un pais con mas del 30% de pobreza desde hace varios años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.