(CON AUDIO) Zorzano habló con LA DORREGO sobre la bacteria streptococcus pyogenes

Ante la demanda creciente en guardias de familias asustadas, la Sociedad Argentina de Pediatría (S.A.P.) publicó un documento con una serie de aclaraciones sobre la bacteria streptococcus pyogenes.

Aclaró que causa un amplio espectro de enfermedades: desde cuadros leves como faringitis, impétigo y escarlatina hasta infecciones invasivas que, en algunos casos, pueden provocar mortalidad. Afecta mayormente a menores en todo el rango de edad pediátrica. Pero también la pueden padecer adultos.

Por su parte, el director de Salud de la comuna de Coronel Dorrego, Fabián Zorzano, admitió por LA DORREGO que como ha ocurrido en otros lugares del país, en las últimas horas hubo un crecimiento “exponencial” de las consultas en los consultorios médicos de nuestra ciudad.

Zorzano también aclaró que no existe un brote de esta enfermedad.

El comunicado de la S.A.P señala que pueden existir determinados factores de riesgo en niños que hacen más frecuente que un cuadro pase de ser primario o moderado a una infección invasiva grave (en sangre, órganos y huesos). Estos son: padecer o haber tenido varicela recientemente, infecciones de piel y partes blandas, infección de herida quirúrgica, infecciones virales previas y alguna condición subyacente relacionada con la inmunidad del paciente. La puerta de entrada de las infecciones invasivas suele ser especialmente la piel y secundariamente las mucosas. Es importante destacar, aclara la SAP, que las infecciones invasivas raramente suceden a la faringitis.

En el mismo comunicado, la SAP se dirige a los médicos y les pide revisar al paciente sin ropa, establecer que la fiebre no sea por otra causa y si el cuadro incluye faringoamigdalitis sobre todo en mayores de 3 años, o menores de 3 que vayan a Jardín Maternal, tomar una muestra y realizar un cultivo rápido. Acto seguido, explicar a los padres que esta es una patología muy frecuente en pediatría, principalmente entre 4 y 10 años, mayor en esta época del año y que con tratamiento adecuado con penicilina durante 10 días vía oral, las posibilidades de complicaciones son muy infrecuentes. Además, señalar que los tratamientos que se cortan antes de tiempo tienen mayor probabilidad de recaídas y que si un hermano u otro familiar comienza con fiebre hay que consultar de nuevo a un profesional. ¿Cuáles son los signos de alarma que obligan a volver a la Guardia o consultar al pediatra? Si el paciente persiste con fiebre elevada o mal estado general, rechazo del alimento, decaimiento evidente o cambios en la coloración de la piel debe concurrir nuevamente y de inmediato a la guardia. (LA DORREGO y Clarín).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.