Sarampión en Buenos Aires: cuáles son los síntomas, cómo se previene la enfermedad y qué hacer ante un caso sospechoso

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó en los últimos días dos casos de sarampión en niños atendidos en la Ciudad de Buenos Aires y puso nuevamente en alerta al sistema sanitario, ya que se trata de los primeros que son autóctonos en el país desde el 2000.

Ante la posible presencia del virus, la cartera de Salud dio una serie de detalles acerca de la enfermedad e información tanto para la población en general como para

los médicos que tengan que enfrentar un “caso sospechoso”.

El Ministerio aclara que el sarampión es una enfermedad viral “muy contagiosa y potencialmente grave”, que se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar, o por estar en contacto con cualquier objeto contaminado. Afecta sobre todo a los niños y en algunos casos puede ser letal.

Los primeros síntomas que presenta un paciente son fiebre alta, secreción nasal, conjuntivitis y tos. Posteriormente aparecen pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla, y una erupción en la cara y cuello que se va extendiendo al resto del cuerpo. Una vez se confirma, la persona debe ser aislada y se acompaña el cuadro para que no surjan complicaciones. Los expertos coinciden en que el reposo es fundamental.

Para prevenir el virus y su reintroducción al país es fundamental la vacunación. La Triple Viral SRP es efectiva para evitar el contagio del sarampión. Esta vacuna es obligatoria y debe ser aplicada a los niños al cumplir el año de vida con un refuerzo al ingreso escolar, según el Calendario Nacional de Vacunación.

“De 12 meses a 4 años deben acreditar una dosis de la Triple Viral SRP (sarampión-rubéola-paperas), mientras que los mayores de 5 años, incluidos los adultos, deben aplicarse dos dosis de vacuna con Doble Viral SP o Triple Viral SRP después del primer año de vida”, aclara la cartera de Salud.

Los últimos casos en el país habían ocurrido en la Ciudad de Buenos Aires en la semana epidemiológica (SE) 13 del corriente año, de los cuales dos fueron importados y uno relacionado a la importación. Ante la el nuevo panorama, para los meses de octubre y noviembre el Ministerio de Salud prepara una campaña de vacunación “de refuerzo”.

A nivel mundial, el sarampión sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños pequeños. Se calcula que en 2016 murieron 89.780 personas por esta causa, la mayoría de ellas menores de cinco años.

Por eso a los que viajen, les recomiendan verificar esquema de vacunación completo para la edad según el Calendario. En caso de no contar con las 2 dosis recomendadas, la vacuna debe ser aplicada al menos 15 días antes del viaje.

Los niños de 6 a 11 meses que viajen a áreas de circulación viral activa, deben recibir una dosis de vacuna triple viral. Esta dosis no debe ser tenida en cuenta como esquema de vacunación. Se administrarán las dosis correspondientes al Calendario al año de vida y al ingreso escolar.

En caso de aparición de fiebre y erupción cutánea durante el viaje o dentro de las tres semanas posteriores al regreso, aconsejan consultar inmediatamente al médico, señalando el antecedente del viaje. No concurrir a lugares públicos hasta obtener el alta médica.

Para los profesionales de la salud que enfrenten un potencial paciente contagiado, el Ministerio de Salud les recomiendan verificar el esquema de vacunación e “intensificar la vigilancia epidemiológica de casos sospechosos de enfermedad febril exantemática (EFE)”.

Ya sea que trabajen en el sistema público, privado o de seguridad social, todos los médicos que tengan en sus manos un posible contagio están obligados por ley a notificar en menos de 24 horas al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud. Deberán practicarle los estudios de rigor a los pacientes y en caso de confirmación, aislarlos inmediatamente.

Por definición, se le considera “caso sospechoso” a un “paciente con fiebre (temperatura axilar mayor a 38ºC) y exantema, o en todo caso en que el profesional de la salud sospeche sarampión o rubéola”. (Infobae).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.