Recomendaciones de la comuna para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono

Compartir

Estas son las recomendaciones que dio la comuna para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono:

Un descuido por el mal uso de artefactos para calefaccionarnos produce graves daños, muchas veces irreparables.

NO OLVIDAR

Siempre debe existir ventilación para estufas cualquiera sea el combustible, kerosene, carbón leña, gas natural o de garrafas.

COMBUSTIBLES LIQUIDOS Y SOLIDOS

La mayor cantidad de accidentes con estufas a kerosene tienen lugar durante la carga del combustible. En el caso de la calefacción a leña la causa es la producción de monóxido de carbono por mal combustión.
No deje encendidas estufas y/o braseros cuando todos duermen, las únicas permitidas son las de tiro balanceado.

Se recuerda que siempre las estufas en una correcta combustión, las llamas son de color azul; cuando son naranjas o amarillentas están emitiendo mayor cantidad de monóxido de carbono.

GAS NATURAL

En el caso del gas natural el mayor riesgo lo constituye la falta de salida al exterior de los gases de combustión generados, principalmente, por el monóxido de carbono.

No utilice la cocina, ni su horno, como estufa. Es peligroso hacerlo por la excesiva generación de monóxido de carbono. Sepa que el horno no está diseñado para calentar con la puerta abierta, ya que combustiona mal.

En los casos que se percibe olor a gas no encienda la luz o llamas. Ventile bien y cierre las llaves de paso de gas.

Las instalaciones de gas deben ser realizadas por profesionales matriculados. Evite la conexión con cañerías antirreglamentarias.
Todos los equipos exigen mantenimiento periódicos para su funcionamiento seguro. Los conductos deberán controlarse anualmente.

MONÓXIDO DE CARBONO

El monóxido de carbono es un gas sin olor, sin color y sin sabor, más liviano que el aire, se produce en toda combustión.

La falta de oxígeno en el aire de los lugares calefaccionados ocasiona, frecuentemente, intoxicaciones agudas y provoca muchas muertes en la época invernal.

Cuando usted esté en un ambiente cerrado, con aparatos de calefacción, y le duela cabeza, sienta náuseas o vómitos, apague la calefacción, ventile el ambiente y consulte enseguida en el Hospital más cercano a su domicilio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.