El trigo del sur bonaerense “gambeteó” las heladas

“Recorriendo la zona del sudoeste bonaerense, Puán, Coronel Dorrego y Pringles, hablando con productores, se comenta que fue muy ligero el impacto de las heladas, aunque puede hablarse sí de la afectación de algún bajo puntual” (Iván Ullmann).

trigo

Los trigales en la zona sur de la provincia de Buenos Aires lograron escapar al efecto de las heladas que se registraron en los últimos días y aguardan la continuidad de un clima propicio que les permita consolidar rindes superiores a los 2.600 kilos por hectárea, admitieron expertos privados.

En la zona del sur bonaerense, se sembraron unas 550 mil hectáreas con trigo, próximas al puerto de Bahía Blanca. Éstas podrían ofrecer dentro de casi un mes, momento en el que se comenzará a trillar el cereal en doce partidos, un potencial de producción que rondarían el millón y medio de toneladas, según admitió el dorreguense Iván Ullmann, especialista de la Bolsa de Cereales bahiense.

En tanto, informes de la Bolsa de Cereales porteña refieren que ya se trilló durante la última semana más de 12% de las 12,5 millones de hectáreas que comprenden el área triguera nacional, con rindes que alcanzan los 1.800 kilos por hectárea.

En la zona núcleo se podrían superar los 3.500 kilos, apoyados en un clima que acompañe y propicie la cosecha del cereal, mientras que en el NOA los rindes obtenidos hasta el momento se encuentran muy por debajo de las expectativas de producción, donde ya se ha levantado el 85% de los cultivos.

Así, en lotes de Las Lajitas, San Miguel de Tucumán y Pichanal los rendimientos obtenidos van desde los 800 a 1.300 kilos por hectárea, según los datos aportados por la bolsa porteña.

En tanto, en campos del centro de la provincia de Chaco los rindes mantienen un piso de 800 kilos y un techo de 2.000 kilos por hectárea.

Pese al registro de fuertes heladas en vastas zonas del sur de la provincia de Buenos Aires, que concentra casi la mitad del área triguera nacional, según Ullmann “fue muy ligero el impacto” sobre los trigales.

“Recorriendo la zona del sudoeste bonaerense, Puán, Coronel Dorrego y Pringles, hablando con productores, se comenta que fue muy ligero el impacto de las heladas, aunque puede hablarse sí de la afectación de algún bajo puntual”, dijo.

Agregó que cuando aún restan unos 25 días para que se complete el llenado de los granos, y a la espera que el clima acompañe con algunas lluvias que moderen el calor, “las expectativas son interesantes en el sudeste bonaerense y también en el este de La Pampa”.

Allí la apuesta al rinde está centrada en la obtención de un nivel que permita superar los 2.500 kilos por hectárea, cifra que se situaría por arriba de la media de la zona.

“Enfrentaremos días con alta temperatura y viento, y si luego no se registran lluvias entraríamos en un escenario complejo para los trigos”, finalizó Ullmann.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.