Un nuevo desafío

indexPOR CARLOS MADERA

En lo que, quizás , signifique el hecho político más controvertible en la Era Kirchnerista, hace algunos días la conductora indiscutible no solo del espacio, sino del peronismo todo, Cristina Fernandez, anuncio su determinación de trasplantar , en lo que parece evidente, la conducción del país en manos del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli. En lo que se esperaba, la designación del vicepresidente hacia alguna de las dos formulas que habían sobrevivido al baño de humildad solicitado, propició la soledad del nombrado junto a Carlos Zanini, como sus candidatos. El deseche de Florencio Randazzo, lógico por otra parte, ( alguien tenía que decir no alguna vez en la política argentina) dejo a Scioli de forma inesperada, o no tanto, al menos en ponderaciones políticas de dirigentes y analistas como único heredero al trono. Es obvio y casi de perogrullo apuntar en estas movidas la firme sentencia de la actual presidenta. (IR A LA NOTA COMPLETA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.