Piden que se prohíba la pirotecnia en toda la Provincia

pirotecniaLOS IMPULSORES DEL PROYECTO PONEN COMO UNO DE LOS EJEMPLOS A CORONEL DORREGO.

Son varias las propuestas que plantean la necesidad de crear una legislación provincial para prohibir la utilización de pirotecnia. En época de fiestas de fin de año, se reabren los debates y la polémica.

El diputado bonaerense Ricardo Lissalde, impulsa un proyecto de ley que busca prohibir en todo el territorio de la Provincia de Buenos Aires “la tenencia, fabricación, comercialización, depósito y venta al público, mayorista o minorista, y el uso particular de todo elemento de pirotecnia y cohetería sin la autorización correspondiente emanada de la autoridad competente”.

El diputado radical Jorge Silvestre presentó meses atrás una iniciativa similar alegando que fue propuesto por agrupaciones de defensa de los derechos de los animales. En su oportunidad, proyectos muy parecidos fueron presentados por los entonces diputados Cecilia Moreau y Julio Garro. Los legisladores suman apoyos de una serie de organizaciones de la sociedad civil, profesionales, instituciones y vecinos en general, que tienen como principal objetivo preservar la integridad física de las personas, de los animales y del medio ambiente.

Buscar festejos alternativos

Tanto el proyecto de Lissalde como el de Silvestre, incluyen en su articulado excepciones que limitan la utilización de pirotecnia para la realización de espectáculos de fuegos artificiales en el marco de eventos especiales destinados al entretenimiento y tras las habilitaciones, controles y autorizaciones de las autoridades competentes. Esta normativa ya es aplicada en otras provincias argentinas como Neuquén o Tierra del Fuego quienes cuentan la ley de “pirotecnia cero”. También, en varios municipios bonaerenses se han sancionado ordenanzas. Florencio Varela, Bahía Blanca, Exaltación de la Cruz, Rivadavia; Coronel Dorrego, Chivilcoy, Bragado o Daireaux son ejemplos concretos.

Durante estos festejos navideños en la provincia de Buenos Aires, se registraron 20 casos de heridas leves por quemaduras. En la Capital Federal, hubo al menos 67 personas que fueron atendidas en diferentes hospitales y clínicas porteñas, por sufrir accidentes mientras manipulaban pirotecnia. Dos de ellas resultaron con heridas graves y necesitaron ser intervenidas quirúrgicamente.

Estos riesgos aumentan para la festividad de año nuevo en la que tradicionalmente se utilizan los elementos de pirotecnia en cantidades mayores, por lo que los distintos proyectos buscan advertir a la población que su uso sea mesurado y por personas responsables, y si es posible, evitarlos y reemplazarlos por otras alternativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.