Con justicia, Suteryh se adueñó de la ventaja deportiva

Foto: Fabio Latorre
Foto: Fabio Latorre

El elenco comandado por Sebastián Grifol, venció en una emocionante definición por penales a Independiente, 6-5. El sute, fue superior futbolísticamente frente al rojo en la serie. El partido ganó en emoción en los últimos quince minutos.

INDEPENDIENTE……………………….2 (5)

     P. Gette (81’)

     L. Fagioli (87’)

 

Penales: Riesco, Gette, Angulo, Fagioli y Stang. Malograron Lucero y Ragni.

 

SUTERYH…………………………………..1 (6)

     D. Roa (63’)

 

Penales: Bravo, C. González, Roa, Berth, Bonini y W. González. Malogró Spasiuk.

    Independiente: Estebanez; de la Loza (ST: Angulo), P. Gette, M. Gette, Fagioli; Thiessen (ST: Nomdedeu), Lucero, Stang, Ragni; Cossu (xx) y Riesco. DT: Brussa.

    Suteryh: Spasiuk; Boles, Bravo, Lizarrondo, W. González; Elorza (x), Reyes, Bustamante (ST: Bonini), C. González; Coronel (ST: Berth) y Roa. DT: Grifol.

    (x): Expulsado a los 80’

    (xx): Expulsado a los 89’

Penales: Convirtieron Riesco, Gette, Angulo, Fagioli y Stang, en Independiente. Lucero y Ragni malograron; para Suteryh anotaron Bravo, C. González, Roa, Berth, Bonini y W. González. Spasiuk falló su penal.

Árbitro: B. Martínez

Cancha: Independiente

 Buena victoria cosechó gracias al azar, el conjunto del balneario. En un primer tiempo que se destacó principalmente la notable paridad futbolística en la que se encuentran ambos elencos, generaron pocas situaciones de peligro en los primeros 45 minutos (apenas un mano a mano que contuvo Estebanez a Roa, un cabezazo de Gette que sacó Spasiuk con los puños y la más clara, un remate de Elorza que desvió el portero rojo y la pelota impactó en el travesaño).

    El complemento siguió con las mismas características del primer tiempo, con Independiente parado en campo visitante aunque careciendo de profundidad a cada instante (no estuvo preciso Cossu), con Ragni como el mejor exponente del local de tres cuartos de cancha. A Riesco no le entregaron ninguna redonda y el ‘9’ se generó sus propios espacios y se autoabasteció, aunque estuvo bien contenido por el tejido que conformaron Bravo y Lizarrondo en la zaga central. Thiessen fue lentamente absorbido por la marcación de un seguro William González.

    En cuanto al Sute, apretó de manera fortuita la salida del local con sus delanteros veloces (Roa, Coronel, Elorza) y producto de ese ‘pressing’, generó una confusión enorme a la defensa roja. Un pelotazo largo de Boles desde la derecha, en la última línea apareció habilitado Roa, quién sin marcas definió con una enorme categoría ante la salida de Estebanez, para decretar el 1-0, cuando los jugadores de Independiente pidieron tibiamente un supuesto off-side que nunca existió.

     A Independiente, le costó mucho generar fútbol y empujó gracias a las ganas de Ragni, Riesco y Lucero. Los últimos quince minutos, marcaron una bisagra en el transcurso del partido. El colegiado Martínez sancionó de manera insólita a Spasiuk que retuvo el balón seis segundos y decidió cobrar tiro libre favorable al rojo. Ante esta determinación, la gran mayoría de los titulares del elenco albiazul se fueron encima de la humanidad de Martínez para protestar el fallo, y es ese ínterin, cuando Cossu apelando a la viveza futbolística ejecutó el tiro libre rápido para encontrar sin marcas a Pablo Gette, quién con el arco a su merced, solamente dio el pase a la red para decretar el 1-1 parcial que Suteryh pagó caro, porque tenía el partido controlado ya que Independiente hasta ese entonces no había inquietado en absoluto la valla comandada por Spasiuk, y además del polémico fallo, perdió a Elorza, a quién Martínez expulsó en medio de la protesta.

     El “mamarracho” acontecido en 25 de Mayo y Lequerica, favoreció en los últimos minutos a Independiente, quién salió con todo a buscar la victoria, y así ocurrió. Una sucesión de corners a su favor, en el segundo palo le quedó el rebote a Riesco quién envió el centro para localizar en las alturas a Fagioli, quién con un formidable testazo puso el 2-1 que sería final. Después, el azar decidió y de cierto modo, fue justo con el destino de Suteryh, ya que futbolísticamente dominó a Independiente en la serie, no mereciendo sufrir tanto. (MANUEL MENDIONDO)

El “piberío” verdinegro, a semis

Aunque Progreso esta vez apeló a varios de sus hombres de experiencia, es una realidad que dentro de su equipo de Primera, se apueste a los más chicos que en la segunda parte del campeonato principalmente, demostraron estar a la altura de las circunstancias. ¡En buena hora!

VILLA ROSA………………………………….1

    M. Di Giglio (92’)

 

PROGRESO…………………………………..2

    J. Bravo de Laguna (17’)

   G. Orellano, penal (82’)

   Villa Rosa: G. Dumrauf (xxx); M. Rodríguez, Echeto (x), Banegas, Amiot (ST: D. Ibarra); Maiquez, Vera, Acuña (xx), Camargo; Saenz y Di Giglio. DT: Carrera (xxxx).

   Progreso: Brussa; M. González, Orellano (ST: A. Muñoz), Kais, Roht; R. Bilbao, R. Martínez, J. I. González (ST: J. Bilbao); Bravo de Laguna; A. Fernández y Ortiz (ST: Vila). DT: Iriarte.

   (x): Expulsado a los 59’

   (xx): Expulsado a los 70’

   (xxx): Expulsado a los 84’

   (xxxx): Expulsado por protestar.

Árbitro: A. Banegas

Cancha: Villa Rosa

Dispar suerte fue la de Villa Rosa y Progreso en la tarde de los Olivares. El conjunto de Néstor Carrera generó demasiadas situaciones de peligro que no pudo concretar a lo largo no del partido, sino de la serie. Progreso, en tanto, fue un elenco más bien prolijo, solido y efectivo, por esta clave, los de El Perdido ganaron la llave.

    En un primer tiempo en el cual la Villa tuvo cuatro claras de gol, que fueron bien tapadas por Brussa (dos a Di Giglio, un cabezazo y un mano a mano; a Maiquez en la puerta del área y un cabezazo de Orellano que si no hubiera sido por los reflejos de Brussa, era un gol en contra cantado). Una misma salida de Brussa que terminó de “peinar” Ortíz, se proyectó Juani González por la izquierda quedando muy mal parada la defensa albiverde, el remate del ‘11’ lo tapó Dumrauf aunque el rebote le quedó a Bravo de Laguna quién solamente la empujó.

     En el complemento, el local salió dormido y Progreso tuvo la chance de aumentar en los pies de Fernández (remató fuera del área después de una sucesión de toques con Bilbao), y con otro envío de Bravo de Laguna que vio adelantado al improvisado golero Dumrauf. En un contragolpe albiverde, quedó mal parada la defensa y con la mano (clara) de palomita, Echeto sufrió la segunda amarilla y correspondiente expulsión. Al local, con un valuarte menos se le hizo difícil tener el dominio del balón como sucedió en la primera parte y hasta inclusive, fue superado en la condición física por su rival.

     La polémica del partido: un claro penal sobre Di Giglio, al que el árbitro entiende que es tiro libre indirecto dentro del área chica. Los jugadores locales le protestaron a Banegas. En el disparo la pelota la sacó Roht en la línea (varios jugadores entendían que fue mano, aunque no pudimos visualizar con claridad la situación). El visitante de a poquito se fue metiendo en terreno local,  en este caso, en el área visitante en donde hubo un claro penal de Gonzalo Dumrauf sobre Bravo de Laguna, quién lo derribó dentro del cuadrante mayor. Ante la protesta de varios jugadores del conjunto de Carrera, al árbitro se le fue el partido de las manos. Tendría que haber amonestado a más de un jugador e inclusive, expulsar a Saenz que tomó del cuello a Rogelio Martínez.

       El infalible desde los doce pasos, Gastón Orellano cambió por gol y decretó el 2-0 final, resultado con el que Progreso tuvo tranquilidad y facilidades en los últimos minutos (a Villa Rosa le expulsaron a Acuña por doble amonestación). Y para colmo de males, Villa Rosa terminó con ocho hombres ante la expulsión del golero Dumrauf que tocó con la mano la pelota fuera del área. Primero vio la amonestación y ante querer increparlo el golero, el árbitro le mostró la segunda amarilla y por ende, se fue a las duchas antes del tiempo reglamentario. Di Giglio, el mejor a lo largo de la temporada en los albiverdes ¿seguirá en el fútbol local? marcó el descuento que no le sirvió al albiverde para clasificar. En síntesis, Progreso fue un conjunto ordenado y con suma tranquilidad terminó y supo sortear un rival durísimo como lo fue este humilde Villa Rosa, y tuvo lo más importante: Efectividad. (SEVERO MOLINA)

Atlético terminó de hacer leña del árbol caído

El aurinegro cayó de manera estrepitosa en el global (12-2) ante un equipo que lo dominó en los 180 minutos. El conjunto dorreguense deberá barajar y dar de nuevo, aunque encontró jóvenes baluartes a lo largo de la temporada, como fue el caso de Juani Fernández García, para destacar algo positivo.

ATLÉTICO MH…………………………….7

    P. Sagasti (21’-38’-68’-75’-80’-83’)

    A. Tello (28’)

 

FERROVIARIO……………………………2

    J. I. Fernández García (53’)

    F. Moreno (78’)

    Atlético MH: Elizondo; Campión, N. Fernández, M. González (ST: Escarra), C. Rodríguez; Macalu, Tello (ST: Mondelo), Rasmussen, J. M. González (ST: Vera); Berra y Sagasti. DT: E. Fernández.

    Ferroviario: Miranda; Fuster, Úlvedal, Márquez; L. Martínez, Escobar, Chiaradía (ST: Pagola), Cabello (ST: Étzel Lavié); Aguirre (ST: S. García); Moreno y Fernández García. DT: Di Rado.

Árbitro: Marín

Cancha: Polideportivo Municipal MH (local Atlético)

¿Se puede hacer un análisis complejo de este partido? Y… la pregunta es difícil de responder. Porque Atlético se fue al descanso con una diferencia abrupta de tres goles sobre Ferroviario (más los 5 en la ida), desestimando así, todo tipo de análisis circunstancial de lo que aconteció en el terreno de juego.

     Un Ferroviario que se paró en cancha, ya sin nada que perder, sabiendo que el golpe que le propinó el conjunto montehermoseño en la ida era difícil de remontar aunque el milagro futbolístico supo estar latente en los jugadores aurinegros. El complemento, dejó un show de goles: el de Sagasti (¡hizo 6!), y el de Fernández García, un golazo. Atlético Monte Hermoso fue una topadora, mostrando su poderío y además, sabiendo jugar sin Mondelo recuperando a un intratable Sagasti. Por experiencia, por nombres, por juego colectivo y por individualidades, es candidato fuerte a llegar a la última instancia.

Independiente, inexpugnable campeón en Reserva

El conjunto dirigido por José Oronás se proclamó campeón del torneo en tercera división. Un equipo con un mayor (Julián Madariaga) y todos pibes que resultaron y fueron lo mejor del campeonato, con figuras que rindieron en un nivel superlativo pidiendo pista en primera división. Superó 4 a 0 a un nervioso y también con chicos de gran futuro, Atlético Monte Hermoso.

INDEPENDIENTE………………4

   L. Márquez (10’)

   L. Étzel, penal (42’)

   J. Capparuccini (51’)

   M. Strasser (72’)

 

ATLÉTICO MH……………………0

   Independiente: Madariaga; Márquez, Étzel, Echeverría; Capparuccini, M. Martínez, Echeverría, Sarti, L. Fernández; Zaragoza y Favre. DT: Oronás.

  Atlético MH: Ramil; Asencio, D. Reyes, Ferrer, H. Álvarez; Espinoza, Alonso, J. C. García Urristi; Seleme, Bufalini y J. J. García. DT: S. Fernández.

   Ingresaron en cada equipo: A. Tito y M. Crededío en Indep’te; A. Ferreyra y T. Canale en Atlético MH.

   Expulsados: V. Favre (I); M. Alonso, L. Roht, J. J. García y T. Espinoza (AMH)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.