Informan que peligroso violador y secuestrador está detenido en la comisaría de Monte Hermoso

Compartir

 

El diario Tiempo Argentino reveló el drama de la familia Benítez. Abusó de una chica de 12 años en 2011 y en los últimos meses amenazaba a los padres de la víctima e incluso les incendió su auto.

Estaba prófugo por el secuestro y violación de una nena de 12 años y seguía amenazando a la familia de la víctima. Para el matrimonio Benítez y su hija fueron tres años de angustia, miedo y bronca contenida, ya que se enfrentaban sin defensa a la impunidad con que se movía el violador, así como también a varias irregularidades que se presentaron en la causa.

En su edición del 3 de marzo, Tiempo Argentino reveló la historia y eso impulsó que la fiscal de Moreno, Luisa Pontecorvo, ordenara una exhaustiva investigación. Finalmente, la semana pasada la policía atrapó al acusado, José Miguel Sánchez (foto), en la estación de Bella Vista. 

abuso

Zully Arias y Juan Bautista Benítez llegaron hace diez años de Paraguay, y construyeron su casa en las calles Río Tercero y Chaperouge, del barrio Rafael Obligado, en Bella Vista. Zully, de 45 años, y Juan, de 58, tienen una hija que hoy tiene 15 años y son vecinos de la familia del violador, también de nacionalidad paraguaya.

El 15 de septiembre de 2011, alrededor de las 8 de la mañana, la hija de los Benítez salió de su casa con rumbo a la escuela. En el colectivo viajaba Sánchez, que por aquella época tenía 27 años. Cuando la niña bajó, él también lo hizo. En la calle la agarró del brazo y la subió a un auto: la llevó hasta Cuartel V, en Moreno, donde vivía uno de sus hermanos. Allí abusó sexualmente de la nena varias veces y la mantuvo cautiva hasta la medianoche.

Como las amenazas de muerte continuaban, Zully y Juan se tuvieron que mudar a la casa de un pariente, dejando como cuidadora de la propiedad a una sobrina.

El violador tuvo que liberar a la chica porque su madre le avisó por mensajes de texto que la policía la estaba buscando. Pero antes de dejarla ir, la amenazó. Le dijo que si ella contaba lo que había sucedido, él asesinaría a sus padres.

La menor huyó hacia José C. Paz, y llegó a la Comisaria 1ª. Luego fue entregada a sus padres y en un hospital de la zona le practicaron los estudios pertinentes. La causa fue derivada a la Fiscalía 3 de Moreno, a cargo de Pontecorvo.

Sánchez supo que la policía lo buscaba desapareció un tiempo. Luego algunos vecinos juran que lo vieron por José C. Paz, hasta que volvió al barrio Rafael Obligado: lo hizo para amenazar a la víctima y a sus padres, en venganza a la denuncia en su contra.

 Según los Benítez, Sánchez, acompañado de familiares y amigos, entró a su casa y los amenazó con que les prendería fuego el auto si no se iban del barrio. Hace poco más de un mes, en la madrugada del 22 de febrero, los hermanos y la madre del abusador saltaron la muralla de la vivienda e hicieron arder el Volkswagen Polo gris de Benítez. Pero la empresa de seguros Agrosalta argumenta que fue un acto de vandalismo, y por eso no les pagará.

Según la familia Benítez, los Sánchez entraron a la casa y la desvalijaron. También dejaron una nota escrita con materia fecal que decía: “Los vamos a hacer boleta”. La mujer realizó denuncias en la Fiscalía 19 de Malvinas Argentinas, por donde pasó varias veces, pero sin que le aportaran una solución.

 Como las amenazas de muerte continuaban, Zully y Juan se tuvieron que mudar a la casa de un pariente, dejando como cuidadora de la propiedad a una sobrina.

Zully cuenta que, harta de la indiferencia de la justicia, se contactó con Alberto Linares, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, quien a su vez colabora en forma semanal con la agrupación Madres del Dolor. Fue él quien logró, según la mujer, “desarchivar la causa”.

Luego de que la causa tomara estado público por la nota de Tiempo Argentino, Pontecorvo ordenó una profunda investigación, en la cual participó la DDI de Moreno y Gendarmería. Así fue como dieron con el perfil de Facebook del violador –se hace llamar Parner Sánchez– y eso resultó clave para dar con él.

 Sánchez ahora está detenido en la comisaría de Monte Hermoso ubicada a unos 600 kilómetros al sur de la provincia. Tras el arresto de Sánchez, los Benítez mostraron cierto alivio. “Por fin tuvimos justicia, tres años duró nuestra pesadilla.

En la fiscalía me dijeron que nos apuramos mucho, y que no teníamos que haber recurrido a los medios. Pero la causa estuvo paralizada durante tres años, y fueron ustedes quienes lo hicieron posible”, concluyó Zully.

Texto y fotos: Tiempo Argentino.

 

 

2 comentarios en “Informan que peligroso violador y secuestrador está detenido en la comisaría de Monte Hermoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.